Archivo

URIBE NOS QUIERE PONER A AGUANTAR HAMBRE

El proyecto de referendo para reformar las costumbres políticas del país y que fue presentado por el presidente Alvaro Uribe Vélez hace unos días sigue causando escozor entre algunos sectores.

24 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

El proyecto de referendo para reformar las costumbres políticas del país y que fue presentado por el presidente Alvaro Uribe Vélez hace unos días sigue causando escozor entre algunos sectores.

Uno de los puntos que toca a los departamentos es el de la eliminación de las personerías y contralorías departamentales, al igual que la disminución de honorarios de los concejales y diputados.

Frente a este último punto Uribe planteó adicionar un inciso al artículo 293 de la Constitución para que los honorarios de los diputados y concejales no superen el 50 por ciento del salario diario del respectivo gobernador o alcalde por cada día de sesión.

Las reacciones no se hicieron esperar, a tal punto que Jorge Rozo, diputado de la Asamblea de Cundinamarca, dijo que con esa propuesta el presidente Uribe quiere poner a los diputados a aguantar hambre o a robar .

"Nosotros nos ganamos tres millones de pesos mensuales y si la ley queda como la está planteando el Presidente quedaríamos, cumpliendo con las 12 sesiones, con un sueldo de un poco más de 900 mil pesos.

"Uribe quiere acabar con la política pues así quién hace una campaña si no hay una remuneración que incentive. Eso puede llevar a la corrupción. Yo me pregunto por qué no se baja el sueldo él y sus ministros", enfatizó Rozo.

El diputado Marco Tulio Sánchez, señaló que el Presidente está mirando con el mismo lente a los concejos de las ciudades grandes como Bogotá y a las asambleas. Esos concejales tienen prerrogativas diferentes a las de los diputados. A nosotros ya nos dieron el tijeretazo con la Ley 617, a las asambleas ya les metieron la mano, qué más quieren", finalizó.

Por su parte, el presidente de la Asociación Nacional de Diputados, en declaraciones dadas a la cadena radial Radionet, dijo que estaba de acuerdo con Uribe en cuanto a la muerte política a los corruptos, con el voto nominal y en que hay que recortar el Congreso, pero fue enfático en afirmar que con respecto al tema de los concejos y las asambleas, la asociación le estaba solicitando al Presidente tocar ese tema en una ley de ordenamiento territorial y no en el referendo.