Archivo

MÉXICO SEDUCE A HOLLYWOOD CON MÁS INCENTIVOS

Durante años, mientras Hollywood exploraba el resto del mundo en busca de sitios baratos para filmar sus películas, México se dormía en sus laureles.

27 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

Durante años, mientras Hollywood exploraba el resto del mundo en busca de sitios baratos para filmar sus películas, México se dormía en sus laureles.

Pero ya no es así. Después de ver que los estudios estadounidenses gastan unos US$10.000 millones al año en filmaciones fuera de Estados Unidos, México quiere abrirse paso en tan lucrativo negocio.los próximos años, los estudios] van a hacer muchas películas estadounidenses acádice José Ludlow, quien ha producido una docena de películas en México, incluyendo Blow en 2000, con Johnny Depp.la nueva frontera.

Hasta ahora, México ha logrado captar la producción desde comerciales de US$100.000 a éxitos de taquilla de US$135 millones, pero espera atraer mucho más. El año pasado, se registraron 395 proyectos extranjeros de películas, video y televisión en México, frente a 58 en 1995, según la Comisión Nacional de Filmaciones de México (Conafilm).

Mucho de este auge se debe a una agresiva campaña de marketing, empezando con la creación de la Comisión Nacional de Filmaciones en 1995, y comisiones satélite en la mayoría de los 31 estados de México. Estas oficinas se han puesto a entera disposición de productores, haciendo de todo:desde lidiar con la burocracia en México hasta prestar helicópteros privados de los gobernadores para la exploración de locaciones. Todo para propagar que México está cerca a EE.UU., tiene diversas locaciones de filmación y es barato.

Pero algunos en EE.UU. temen por el impacto que esto pueda tener sobre la industria del cine estadounidense.se está llevando más producción a México, hay menos producción] en EE.UU. Es así de simpledice Dawn Keezer, presidenta del directorio de Film U.S., una agrupación sin ánimo de lucro que representa a 196 comisionados de cine en Estados Unidos.

Los bajos costos de México podrían ser su característica más atractiva. El productor Tony Mark, quien fue a México en 1994 a filmar Desperado, con Antonio Banderas, y su secuela, Once Upon a Time in Mexico que pronto será lanzada, calcula quecada millón de dólares gastado en una producción en EE.UU., se gastan US$700.000 en México.

El presidente Vicente Fox quiere ofrecer más, y ha propuesto un plan para facilitar la obtención rápida de permisos, personal, equipo y suministros en México. También propone la eliminación de impuestos a actores no mexicanos y la rebaja del impuesto general al valor agregado del 15%. El plan, dirigido por la Secretaría de Turismo de México, será debatido en el Congreso a fines de este año.

Muchos expertos en la industria coinciden en que el despertar de México al mundo del celuloide empezó en 1996, cuando 20th Century Fox, subsidiaria de News Corp., decidió filmar Titanic, una producción de US$200 millones, en un estudio especial construido en Baja California. Desde entonces, cinco películas, incluyendo Pearl Harbor, han sido filmadas en Fox Studios Baja (los estudios que se construyeron para Titanic) mientras que otro potencial éxito de taquilla, Master and Commander, con Russell Crowe, empezó a filmarse en junio, con un presupuesto de US$135 millones.

Pero las nuevas producciones no se limitan a Baja. Una serie de proyectos pequeños y películas de televisión han sido filmados últimamente en todo el país. En octubre, el productor Barry Rosenbush planea empezar la filmación de una película para HBO, And Starring Pancho Villa as Himself, acerca de un equipo de rodaje que siguió al legendario revolucionario en el estado del presidente Fox, Guanajuato.

Clave para la nueva popularidad de México ha sido la sorprendente calidad de sus técnicos, dice David Attwood, quien dirigió Fidel, que se distribuyó este año en EE.UU. La película, filmada en locaciones mexicanas para representar Cuba, contrató localmente a todos los 190 miembros del equipo de rodaje, con excepción de cinco.