Archivo

KARINA Y SU JAQUE AL DESTINO

A los 13 años de edad, Karina Zambrano Becerra no ha podido ganar el primero de primaria por problemas de aprendizaje. Sin embargo, acaba de coronarse como campeona de ajedrez en la categoría abierta de los Juegos Departamentales de Caldas que se realizaron en el municipio de Filadelfia.

27 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

A los 13 años de edad, Karina Zambrano Becerra no ha podido ganar el primero de primaria por problemas de aprendizaje. Sin embargo, acaba de coronarse como campeona de ajedrez en la categoría abierta de los Juegos Departamentales de Caldas que se realizaron en el municipio de Filadelfia.

Karina, una morena de 1,20 metros de estatura y 35 kilos de peso, puede despachar a un avezado ajedrecista en tan solo cinco minutos de juego, pese a tener discapacidades físicas que han influido en su bajo rendimiento escolar.

La joven ajedrecista tiene dificultades de dicción, auditivas y, de acuerdo con su madre, Luz Mila, su visión es nula por el ojo izquierdo y parcial por el derecho debido a una toxoplasmosis que sufrió cuando era bebé.

Aprendió a jugar ajedrez a los seis años cuando su tío Eliud Becerra la llevó al club de ajedrez Alfil Dorado, de La Dorada (Caldas), al cual pertenecía Nini Johana, una de sus cuatro hermanas. "Nadie le había enseñado y de un momento a otro comenzó a jugar", comenta su madre.

Desde entonces la carrera deportiva de Karina quien apenas balbucea monosílabos cuando se le hacen algunas preguntas - ha crecido como la espuma, mientras se desvanecen sus posibilidades de mejorar en el estudio.

La última escuela en donde estuvo fue la Santander. Su director Ramiro Robles, señala: La niña tiene impedimentos físicos. Entiendo que además no escucha bien por unos de sus oídos, pero también es cierto que faltó mucho a clases y por eso no pudo crecer en sus estudios. Aquí no le hemos cerrado las puertas. Lo mejor es que sus padres le busquen una institución especial .

Armando, padre de la campeona, afirmó que los profesores han sido impacientes con las dificultades de aprendizaje de su hija. Ella tiene que pararse del pupitre para ver mejor las letras y eso como que no les gusta a ellos (a los docentes)", dice. "Cómo es que los sordomudos sí pueden estudiar y mi hija no", agrega Luz Mila.

Prodigiosa memoria.

César Zuluaga, entrenador de la niña desde hace seis años, comenta que ella es un gran prospecto del ajedrez en el país.

Pese a que no anota nada de lo que les enseño a mis alumnos, ella es la que más rápido aprende. Tiene una memoria prodigiosa y una habilidad innata , dice el técnico, quien califica a Karina como una jugadora muy táctica.

A punto de cumplir catorce años, en octubre próximo, Karina no sabe leer ni escribir perfectamente. Pero tiene claro dónde ve su futuro.

Qué quieres ser cuando seas grande... ajedrecista? La niña responde con un sí casi imperceptible, antes de pronunciar un sonoro jaque! con el cual sorprende a su rival.

Foto:.

En las modalidades de ajedrez tradicional y rápido , de partidas a cinco minutos, Karina Zambrano Becerra obtuvo dos medallas de oro en los Juegos de Caldas.

Darío Augusto Cardona / EL TIEMPO