Archivo

SUBSIDIO AL CAFÉ, EN LA AGENDA

Los cafeteros colombianos y el Gobierno están conciliando un acuerdo integral de cooperación y ajustes a la industria con el fin de modernizarla entre el 2002 y el 2006. (VER GRAFICA: PATRIMONIO FONDO DEL CAFE)

27 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

Los cafeteros colombianos y el Gobierno están conciliando un acuerdo integral de cooperación y ajustes a la industria con el fin de modernizarla entre el 2002 y el 2006.

(VER GRAFICA: PATRIMONIO FONDO DEL CAFE).

Así lo precisaron el ministro de Hacienda, Roberto Junguito, y el gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Gabriel Silva, al término del primer Comité de Cafeteros que encabezan representantes del presidente Alvaro Uribe Vélez.

Según explicó Silva, ese acuerdo integral puede ir desde el apoyo directo al caficultor hasta estrategias de reconversión del sector para hacerlo más competitivo.

Ese apoyo directo vencerá a finales del mes de septiembre y presenta recursos fiscales de 210.000 millones de pesos al año y la expectativa es sobre su continuidad.

Los caficultores consideran que la permanencia de esa ayuda es fundamental para sobrellevar esta larga temporada de bajos precios. Junguito, por su parte, manifestó que todavía no existen definiciones sobre las medidas que se aplicarán en el corto, mediano y largo plazo, pero insistió en el interés del Jefe de Estado de ayudar a más de medio millón de cultivadores que dependen de la economía cafetera.

La meta es llegar al final del Gobierno, en cuatro años, con una caficultura modernizada, enfatizó el Ministro de Hacienda.

En el Comité, el funcionario realizó una presentación del programa económico y fiscal del Gobierno, al tiempo que explicó todo lo referente al impuesto de seguridad ciudadana.

Sobre el impuesto, el gerente de la Federación explicó que el gremio y los empresarios del sector están dispuestos a colaborarle al Gobierno en la lucha contra la inseguridad.

Finalmente, al referirse a la incidencia de la devaluación en la economía de los cafeteros, Gabriel Silva dijo que si bien en el precio internacional el grano se ve una ventaja, variables como la deuda en dólares y el costo de los insumos, en su mayoría, importados, se afectan.

Raíces de la crisis.

La desaparición del sistema de cuotas entre los países productores del café en 1989 que generó una sobreproducción, en particular de Vietnam y Brasil, causó la caída de precios del grano que tienen en crisis a los productores, señaló ayer en Guatemala el ex gerente de la Federacafé, Jorge Cárdenas.

"La desaparición del sistema de cuotas, que a lo largo de tres décadas le proporcionó un soporte al mercado, determinó el desorden de la oferta mundial y la pérdida de control de inventarios en los países productores", dijo el experto cafetero.

Como resultado de ese desorden, se propició "el debilitamiento y la alta volatilidad de los precios internacionales", explicó Cárdenas, en la primera conferencia en el marco del XIII Congreso de la Caficultura en Guatemala, titulada "Competitividad: desde la semilla hasta la taza", informó EFE.