Archivo

CESANTÍAS DE DOBLE FILO

El primer subsidio de desempleo en Colombia solo se pagará en enero del año 2004, siempre y cuando el Congreso apruebe este año la reforma laboral presentada por el Gobierno.

27 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

El primer subsidio de desempleo en Colombia solo se pagará en enero del año 2004, siempre y cuando el Congreso apruebe este año la reforma laboral presentada por el Gobierno.

La razón, los trabajadores que ingresen al sistema tendrán que demostrar que han hecho aportes durante 12 meses para reclamar el beneficio.

El ministro de Salud y de Trabajo (e), Juan Luis Londoño, amplió ayer los alcances del contenido de su programa de protección al desempleado presentado al Congreso.

El funcionario recordó que la financiación del régimen individual saldrá del aporte del 5,33 por ciento de los auxilios de cesantía y de un punto del salario mensual del trabajador que aportarán los empresarios.

Cuando el trabajador pierda el puesto acudirá al fondo creado para tal fin y presentará sus documentos. En el primer mes de desocupación no recibirá ningún seguro. Los ingresos comenzará a recibirlos a partir del segundo mes en proporción al 60 por ciento del último salario devengado. Cada uno de los siguientes meses esta remuneración irá bajando hasta el sexto pago cuando solo se le reconocerá un 40 por ciento.

El subsidio se pagará una vez cada tres años y tendrá un tope de seis salarios mínimos. Esto significa que una persona que tenga un sueldo, por ejemplo de 4 millones de pesos, y haya hecho aportes sobre este ingreso, recibirá un subsidio de desempleo proporcional a seis salarios mínimos.

Londoño aclaró también que si una persona durante su vida laboral no queda cesante en ninguna oportunidad y por consiguiente no utiliza el seguro de desempleo, estos aportes de las cesantías y del patrono no se perderán, pues irán como complemento para la liquidación de la respectiva pensión.

Con los aportes para el seguro de desempleo, el Gobierno considera que el sistema contará anualmente con un billón de pesos que servirá para pagar el seguro a los cerca de 2,4 millones de desempleados anuales teniendo en cuenta un ingreso promedio de un salario mínimo y medio.

Todos estos planteamientos corresponden a la propuesta del Gobierno que durante este semestre estudiará y ajustará el Congreso.

El ministros de Salud confia en que la iniciativa oficial salga adelante en el Congreso. Sin embargo, la posición de las centrales obreras no ha sido muy clara frente al tema del seguro para el desempleo.

El proyecto del Gobierno en esta materia no solo contempla el seguro sino también el subsidio para desempleados de estratos bajos que se financiará con aportes de los empresarios y del propio gobierno.

Foto.

La iniciativa laboral del Gobierno busca que las cesantías se liquiden trimestralmente para facilitar el ingreso de los trabajadores al régimen de seguro para el desempleo.