Archivo

ASEGURADO POLICÍA POR MASACRE:

27 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

.

La Fiscalía impuso ayer medida de aseguramiento al ex comandante de la estación de Policía del corregimiento Refinerías, en Tibú, Marco Rincón Jurado, por haber, presuntamente, permitido que un grupo paramilitar asesinara, en julio de 1999, a 11 personas. Según la investigación, Rincón sabía de esos hechos y no actuó para evitarlos. El policía se encuentra sindicado de ser presunto coautor de homicidio y concierto para delinquir, entre otros delitos.