Archivo

LOS MERCADOS ESTÁN INQUIETOS

Pese al optimismo que mantienen los agentes económicos sobre las posibilidades de mejorar el clima de seguridad interna, asunto en el cual están dispuestos a colaborar, no pasa lo mismo en el terreno económico en donde las preocupaciones son crecientes.

26 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

Pese al optimismo que mantienen los agentes económicos sobre las posibilidades de mejorar el clima de seguridad interna, asunto en el cual están dispuestos a colaborar, no pasa lo mismo en el terreno económico en donde las preocupaciones son crecientes.

La semana pasada, el mercado de titulos oficiales sufrió un fuerte revés: las tasas de interés de los bonos de largo plazo sufrieron un fuertre imcremento, con lo cual las pérdidas estimadas de muchos inversiones institucionales fueron grandes.

Los analistas han hecho varias interpretaciones sobre el asunto. Algunos consideran que el asunto es el resultado de maniobras especulativas de un grupo de comisionistas de bolsa quíenes en el pasadom obtuvieron fuertes utilidades. Sin embargo, para otros el asunto no es tan fácil: las dificultades del gobierno para obtener recursos de corto plazo que permitan enfrentar la crisis fiscal, están generando un clima de desconfianza en el mercado.

Aunque no se conocen datos acerca de la evolución reciente de los principales indicadores, la percepción es que lña debilidad de la economía es notoria y el bajo nivel de demanda sigue siendo el factor de mayor perturbación de la actividad económica privada y no se ve un cambio de alguna significancia en los próximos meses.

En lo atinente a la situación de orden público, la expectativa favorable se mantiene. Sin embargo, en algunos sectores la preocupación es creciente por un acrecentamiento del conflicto, en particular por la decisión oficial de aumentar la participación civil en el conflicto.

El Indicador de la Confianza en Colombia, ICC, mantuvo su nivel de la semana anterior de 56 por ciento, aunque es el primer período en el que no muestra un incremento.