Archivo

MAESTRO DE LAS MIRADAS

Esperó pacientemente a que cada uno de los participantes se deshiciera en elogios sobre La sociedad de los poetas muertos. Luego, dijo exactamente lo que pensaba: es una película malísima . Y ahí fue Troya.

26 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

Esperó pacientemente a que cada uno de los participantes se deshiciera en elogios sobre La sociedad de los poetas muertos. Luego, dijo exactamente lo que pensaba: es una película malísima . Y ahí fue Troya.

Casi me sacan los ojos , recuerda divertido el crítico y profesor de cine Hernando Martínez Pardo, de una de las tantas sesiones de taller de cine, que ha dictado durante los últimos 30 años.

En otra ocasión, una señora se paró en plena proyección de Nueve semanas y media para insultarlo y tratarlo de pervertido porque la película le parecía absolutamente pornográfica.

La señora me gritó, me dijo de todo y después se fue. Claro que eso también nos dio pie para una buena discusión después de la película , comenta. Y ese es justamente el encanto que ha hecho perdurar desde 1972 sus talleres de cine: la posibilidad de discutir sanamente sobre lo que se ve y aprende no solo del maestro, sino de los demás asistentes.

Por eso, sus talleres se convirtieron en una institución en el mundillo bogotano de los amantes del cine y, especialmente, del llamado cineclubismo .

La clave está en hacerlo un rato agradable, no un curso académico dice . Especialmente le hago el quite a la semiología, que tiene tanto término raro. Pero, poquito a poquito, siempre llevo a la gente a que conceptualice sin darse cuenta .

En agosto de 1972, cuando acababa de llegar de Roma de estudiar historia y teoría del cine, Isadora de Norden, fundadora y entonces directora de la Cinemateca Distrital de Bogotá, le propuso que hicieran una serie de charlas de cine, que fueran complementadas con la proyección de una película, para aprovechar lo que había aprendido en la capital italiana.

La primera fue en la salita del Planetario Distrital, frente a unas 200 personas. Desde entonces, miles de amantes del cine han pasado por sus talleres de los sábados, que ha dictado en varios escenarios, como la Cinemateca Distrital, el Museo Arte Moderno de Bogotá (MamBo), en el que duró cerca de 12 años, y actualmente Cinemanía, en el norte de la capital.

Nuevos cinéfilos.

De los cinéfilos de los años 70 a los del nuevo milenio, Martínez Pardo dice que hay una gran diferencia: El espectador de cine ha cambiado. Desde que llegaron películas como El cartero, Cinema Paraíso y El olor de la papaya verde, el gusto de la gente ha evolucionado. Hace 15 años, esas películas habrían sido un fracaso. Demostraron que había público para un cine más elaborado .

Sin embargo, la observación que con más frecuencia les escucha a sus alumnos es esa película es muy lenta , que de paso le sirve para abordar otro ángulo de análisis. Entonces, les digo que hay que ver por qué se percibe como lenta afirma , y por qué existen otras dimensiones para lo que ellos conciban como acción .

La película que más lidia le da entender a la gente, según él, es El resplandor, de Stanley Kubrick, porque no se sabe quién es el narrador y tiene muchas posibilidades de análisis. Claro que también cita a Andrei Tarkovsky y Ingmar Bergman, como algunos de los más insondables directores para el paladar de los cinéfilos.

Obviamente, en la selección de las películas de sus talleres también incluye películas de todo tipo y no solo las que exijan grandes niveles intelectuales, por eso afirma con vehemencia: Toda película, por mala que sea, es susceptible de ser analizada. Somos nosotros los que le damos el contenido .

Hernando Martínez Pardo es autor de los libros Historia del cine colombiano y Qué es la TV?, porque también trabajó durante muchos años en este medio con programadoras como Punch y RCN. Por eso no es raro ver en su videoteca capítulos de Café o Quieta Margarita compartiendo estante con Luis Buñuel.

En la actualidad, Martínez Pardo dedica sus noches a elaborar un nuevo libro que recopile el material utilizado durante sus 30 años de talleres de cine. Además, es profesor de las universidades Sergio Arboleda, Tadeo Lozano y Nacional.