Archivo

CEREBRO A LA BASURA:

Señor Director:

26 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

Señor Director:.

Ahora ya no se oyen sino los quejidos de todas las autoridades porque se acabaron los sitios para los rellenos sanitarios en donde depositar las basuras. Claro que trabajando con tan poca inteligencia, por extensas que sean las zonas para este fin, con el tiempo se agotarán o habrá problemas con los vecinos. Los tonelajes de basuras son muy grandes: 5.000 en Bogotá y 2.500 en Medellín. Pero, qué son las basuras? Una parte: materia orgánica, como los sobrantes y desperdicios de cocina que se pueden volver abonos o compost y solucionar en forma muy económica problemas en nuestra agricultura.

Otra parte son: metales (acero, aluminio y latón), vidrio, plástico, caucho, papel, los cuales son recuperables en su totalidad y fuente de trabajo para muchas familias e industrias. Otras basuras muy especiales, como la proveniente de clínicas y hospitales, cuentan con sus propios sistemas de incineración.

A la ciudadanía se le debe exigir que entregue completamente separadas sus basuras: la orgánica y la recuperable y, además, se podría pensar que hasta sería posible una rebaja en el servicio de recolección.

En Medellín, el dolor de cabeza es bien grande porque, por ejemplo, el relleno sanitario más cercano estaría a 47 kilómetros. Ya veo a las Empresas Varias aumentándonos la tasa de aseo. A estos problemas hay que gastarles cerebro.

Hugo Ruiz M.

Medellín