Archivo

GOLPE A FINANZAS DISTRITALES

Un servero golpe sufrirán las finananzas distritales a raíz del cobro del impuesto sobre el patrimonio líquido creado por el presidente de la República Alvaro Uribe Vélez, para para personas o empresas que a 31 de agosto del presente año tengan capitales netos superiores a 160 millones de pesos.

25 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

Un servero golpe sufrirán las finananzas distritales a raíz del cobro del impuesto sobre el patrimonio líquido creado por el presidente de la República Alvaro Uribe Vélez, para para personas o empresas que a 31 de agosto del presente año tengan capitales netos superiores a 160 millones de pesos.

Siete empresas de las que hace parte el Distrito como accionista, deberán desembolsar 130 mil millones de pesos. Ese es el cálculo preliminar plasmado en un documento de la Secretaría de Hacienda, que fue divulgado por Citynoticias.

Según el informe, las empresas de energía de la ciudad (Codensa, Emgesa y la EEB) tendrán que pagar 80 mil millones de pesos. Es decir, que en caso tal que el Concejo apruebe el cobro del alumbrado público, los 74 mil millones de pesos que esperan recaudarse en el primer año serían totalmente absorbidos por la nueva obligación tributaria.

José Antonio Vargas Lleras, gerente de la Empresa de Energía de Bogotá, afirmó que ahora más que nunca se necesitan con urgencia los recursos frescos provenientes del alumbrado.

La Empresa de Acueducto y la de Telecomunicaciones de Bogotá deberán girar cada una al Estado 21 mil millones de pesos. Entre Metrovivienda y TransMilenio aportarán 9 mil millones de pesos más. La Lotería de Bogotá intenta demostrar ante el Gobierno que cumple una actividad social para ser exonerada del pago del tributo.

El secretario de Hacienda, Israel Fainboim, dijo que no todos los 130 mil millones de pesos deberán ser asumidos por el Distrito. "Calculamos que la Administración se hará cargo de 55 mil millones y los otros 75 mil los aportarán los demás accionistas de las respectivas empresas", explicó Fainboim.

El Distrito solicitó al ministro de Hacienda Roberto Junguito, diferir el pago a 18 meses.

Cualquiera que sea la forma de pago, es un hecho el recorte de inversiones. "Estamos esperando qué dice el Gobierno sobre la forma de pago para determinar si recortamos de ampliación de cobertura o mantenimiento de redes", dijo Astrid lvarez gerente de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá.

A su vez, Fainboim explicó que los recursos generados por la reforma tributaria no terminarán cubriendo ese inesperado hueco fiscal. "El impacto del impuesto sobre patrimonio líquido es solo una vez mientras que los ingresos de la reforma serán permanentes", agregó Fainboim.

El golpe a las finanzas del Distrito ocurre justo cuando la administración Mockus busca urgentemente recursos para adelantar el plan de desarrollo.