Archivo

EL BATAZO:

25 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

.

Un bate colgado a la entrada de la oficina del presidente Alvaro Uribe ha golpeado la curiosidad de quienes lo visitan en su despacho. El bate es un obsequio del beisbolista barranquillero Edgar Rentería, pero el Presidente aprovecha para decir que esa podría ser la única arma con la que dotaría a los informantes civiles que integran su estrategia de seguridad. Al parecer, el presidente quiere batear duro y lanzar lejos las especulaciones en el sentido de que estos informantes portarían armas de fuego.