Archivo

ORDENAN ADAPTAR BUSES

24 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

.

TransMilenio deberá adoptar, en máximos dos años, un plan que permita a quienes transitan en silla de ruedas utilizar sus rutas alimentadoras.

La gerencia de la empresa tendrá que rendir cada tres meses un informe al presidente de la Asociación Colombiana para el desarrollo de las Personas Discapacitadas (Ascopar) sobre cómo va la implementación de ese plan.

En esos términos, la Corte Constitucional concedió una tutela a un minusválido que alegó la violación a su derecho a la libertad de locomoción por parte de los buses alimentadores de TransMilenio que no tienen las especificaciones para que estas personas puedan utilizar ese servicio.

Daniel Arturo Bermúdez Urrego, quien debe desplazarse a través de una silla de ruedas, apeló a la tutela porque cada día debe trasladarse, durante 15 minutos, de su casa al portal de TransMilenio más cercano.

Señala que pese a que la ruta alimentadora pasa cerca de su vivienda, no le es posible subirse por el diseño de los buses, problema que no tiene con los articulados.

Por eso pidió a TransMilenio adaptar los buses alimentadores para el ingreso y transporte de los minusválidos y, mientras ello sucede, los conductores, junto con otra persona de la empresa, deberán ayudarlos a subir.

La Corte Constitucional, aunque concedió la tutela, considera que no puede entregar una orden de acondicionamiento de los vehículos en forma inmediata porque costaría, por vehículo, más de 21 millones de pesos. Ese costo, según la gerencia de la empresa, generaría problemas financieros a la entidad que repercutiría en el usuario.

La Corte sí destacó el enorme esfuerzo que ha hecho TransMilenio por garantizar el bienestar de las personas en sillas de ruedas en especial en los buses articulados y en los portales.