Archivo

PISO DIGNO PARA 1.600 FAMILIAS

Diez mil personas de escasos recursos que habitan en el centro del país empezaron a construir su piso en concreto antibacterial, gracias a la puesta en marcha del programa Piso Digno.

24 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

Diez mil personas de escasos recursos que habitan en el centro del país empezaron a construir su piso en concreto antibacterial, gracias a la puesta en marcha del programa Piso Digno.

Inicialmente, se realizaron censos poblacionales en los municipios de Pacho y Cogua (Cundinamarca) para definir quiénes serían los beneficiados con el proceso, en el que las alcaldías establecieron las necesidades básicas de las familias.

Estos grupos recibieron la totalidad del volumen de concreto antibacterial necesario para la plancha de los pisos de sus viviendas, que en la mayoría de los casos eran de tierra y, por lo tanto, propagadores de gérmenes y bacterias dañinas para la salud.

Posteriormente, con asesoría técnica de Cemex Colombia, los habitantes de la comunidad trabajaron en la construcción de un piso higiénico para sus familias.

Martha Villamil, ingeniera encargada del proyecto Piso Digno, aseguró que este primer proyecto es la base para que las familias de escasos recursos tengan la posibilidad de mejorar sus casas a partir de un piso firme y con altas condiciones de salubridad.

La idea del Ministerio de Desarrollo del gobierno pasado y del Plan Colombia es llevar este programa a todo el país, que esta iniciativa sea tomada y desarrollada por el nuevo gobierno. Mientras que con 10 millones de pesos sólo podríamos construir una vivienda y beneficiar a una familia, con ese mismo valor y Piso Digno podemos favorecer a 20 .

El proyecto pretende llevar mejores condiciones de vida a los hogares que viven en la miseria, en un esfuerzo del gobierno y la empresa privada por generar un impacto social sobre una necesidad básica, la vivienda de los colombianos.

El desarrollo de este programa puede ser aplicable a viviendas urbanas y rurales de todo el país. Es una iniciativa que no impide el acceso a subsidios de vivienda de los otorgados por el Gobierno Nacional.

Puede tener un futuro exitoso, ya que por sus bajos costos puede generar un gran beneficio social. Este es un ejemplo digno de multiplicarse en todo el país, pues hace que la vida de una familia cambie radicalmente. , declaró Teresa del Pilar Lozano, asesora del Ministerio.

Podemos imaginarnos siquiera cómo puede ser vivir en una casa con piso en tierra, donde no se distingue el sitio de los humanos del de los animales? El hecho de permitirle a una familia contar con un piso de concreto, dignifica al ser humano, las personas se pueden calzar adecuadamente, mantener limpio su hogar y no sufrir de enfermedades en verano, causadas por el polvo, y en invierno, causadas por la lluvia , concluyó.