Archivo

LA RED NO CUMPLIÓ

Un contrato por 2.220 millones de pesos firmado entre el Fondo para la Reconstrucción del Eje Cafetero (Forec) y la Red de Solidaridad, luego del terremoto de enero de 1999, con el objetivo de generar empleo de emergencia, está lleno de irregularidades, según un informe de la Contraloría del Quindío.

24 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

Un contrato por 2.220 millones de pesos firmado entre el Fondo para la Reconstrucción del Eje Cafetero (Forec) y la Red de Solidaridad, luego del terremoto de enero de 1999, con el objetivo de generar empleo de emergencia, está lleno de irregularidades, según un informe de la Contraloría del Quindío.

Para la entidad de control, muchos de los subcontratos que la Red firmó con municipios y diferentes organizaciones no cumplieron sus objetivos.

Así lo dio a conocer el titular de ese organismo en ese departamento, Gustavo Mora Roa, quien aseguró que en la mayoría de los 25 subcontratos se encontraron irregularidades como maquinaria perdida, dineros devueltos y elementos abandonados.

Una suma considerable de los dineros destinados para estos contratos se tuvo que reintegrar al tesoro público porque no se logró ejecutar, y son recursos que los quindianos están demandando para superar uno de sus principales problemas, que es el desempleo , dijo Mora Roa.

La Red, aseguró el Contralor, no cumplió en este proceso porque tenía la obligación de hacer el acompañamiento, el apoyo técnico y financiero, y garantizar que estos proyectos lograran sostenibilidad.

Por esta razón, la Contraloría le pidió a la Red de Solidaridad que realice planes de mejoramiento para lograr la ejecución de algunos de los contratos, aunque esto no exime a la entidad de responder por su responsabilidad fiscal.

Nuestra intención es que algunos de estos proyectos se puedan restablecer y se queden en la región. Porque es un compromiso no sólo con la plata del Estado sino con el Departamento , afirmó el funcionario.

También señaló que en un proceso de reconstrucción lo primero que hay que tener en cuenta es la generación de empleo, pues gran parte de los damnificados eran personas económicamente activas que ante la posibilidad de conseguir ingresos terminaron viviendo en albergues, a la espera de alimentación y servicios públicos.

En materia de crédito de redescuento del Instituto de Fomento Industrial (IFI) -durante la reconstrucción- aprobó 69 empréstitos por cerca de 2.400 millones de pesos, según Mora Roa. Esa cifra, según dijo, es insignificante porque buena parte de las empresas medianas y pequeñas colapsaron con el terremoto, y esa estrategia fracasó por falta de compromiso de intermediarios financieros que, a falta de garantías, no se la jugaron por el Eje Cafetero.

Pero también fue falta de compromiso del Forec porque sí había unos flujos importantes de recursos y una política de redescuentos a través de IFI, se debió exigir a los intermediarios financieros que tuvieran mayor compromiso con la región, y de esta manera garantizar que esos créditos se entregaran a la comunidad afectada , dijo Mora Roa.