Archivo

ANTIGUA MECANIZADOS Y MOTORES, AHORA EN MANOS DE LOS TRABAJADORES

Trabajadores altamente calificados y maquinaria para la fabricación de partes y repuestos automotrices están a la espera de la demanda de los productos que desde el primero de agosto pasado ofrecen en la planta de Duitama.

16 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

Trabajadores altamente calificados y maquinaria para la fabricación de partes y repuestos automotrices están a la espera de la demanda de los productos que desde el primero de agosto pasado ofrecen en la planta de Duitama.

Se trata de la Sociedad Colombiana de Fabricaciones Mecánicas S.A, Socofam, de propiedad de los trabajadores de la antigua Mecanizados y Motores, que a su vez reemplazo a Sofasa, Renault, una de las fábricas más importantes que ha tenido asiento en Boyacá.

Los inconvenientes financieros de Mecanizados y Motores comenzaron hace diez años y hace poco, en la culminación de un proceso de liquidación, los trabajadores se quedaron con la planta y todos sus equipos.

Los 205 trabajadores que aceptaron la planta como dación de pago por las deudas que se mantenía con ellos ahora son los dueños, tienen una junta directiva, un gerente y desde el primero de agosto se lanzaron a la aventura de buscar que está no sea otra empresa boyacense que muere.

Hace diez años ellos eran los trabajadores mejor pagados del departamento. Tenían tantas comodidades que incluso se daban el lujo de rechazar los almuerzos que la empresa les ofrecía por razones tan triviales como que el menú era repetido dos días seguidos. Muchos de ellos rechazaron liquidaciones de más de 50 millones de pesos.

Hoy el asunto es otro precio. Si bien los dueños de la fábrica son 205 trabajadores apenas 34 de ellos fueron llamados a ocupar sus puestos, pero solo laboran en un turno y con la mitad del salario que tenían antes.

Los trabajadores, que son altamente calificados, esperan la vinculación del Gobierno y de entidades como el IFI o el Infiboy para sacar su empresa adelante.

En estas primeras semanas la empresa está produciendo discos, campanas de freno y camisas de cilindros pedidos desde Bogotá. Sin embargo, no es demanda suficiente, pues la empresa está en capacidad de ofrecer servicios metalmecánicos, diseño y fabricación de equipos para procesos productivos, servicios de laboratorio de metrología, ensayos físicos y laboratorio de química, diseño, fabricación y afilado de herramientas de corte, tratamientos térmicos en hornos especiales, fabricación y reparación de autopartes y repuestos automotrices, motores, ensamblaje de cajas de velocidades, trenes de suspensión, repuestos industriales y agrícolas, etc.

Más trabajadores podrían ser llamados en la medida en que las empresas boyacenses y nacionales demanden los productos que se ofrecen y que son elaborados por personal altamente calificados.

Hasta ahora Socofam ha tenido la ayuda del Instituto Pensar y el Sena, pero las dificultades continúan porque no hay capital de trabajo para despegar.

Podemos ofrecer productos competitivos con alta calidad y a buenos precios , dijo uno de los trabajadores.

En el pasado la empresa vendió sus productos para los mercados de todo el país e incluso exportaba a Francia y Argentina. Ahora espera consolidarse por lo menos en el mercado regional y nacional.

POR QUE LOS TRABAJADORES?.

En el proceso de liquidación en que entró Mecanizados y Motores desde hace varios años, el liquidador hizo el inventario y avaluó todos los activos en 15.672 millones de pesos.

Las Superintendencia de Sociedades hizo la calificación y graduación de acreencias para determinar a quiénes se les debería pagar, pues la empresa tenía deudas por más de 20.000 millones. El asunto fue sencillo porque la Ley dice que los primeros acreedores a quienes hay que pagarles son los trabajadores, pero a ellos solo fue posible pagarles parte de los que se les adeudaba.

Una vez hecho el avalúo de los bienes el liquidador los puso en venta, pero no hubo ofertas. Se determinó entonces entregar la planta con toda su maquinaria a 209 trabajadores que la aceptaron la dación de pago.

Posteriormente se determino la fórmula de pago para todos los trabajadores y se definió el porcentaje que recibiría cada uno. Esos 209 trabajadores recibieron la planta con su maquinaria, pero la propiedad no se puede dividir.

Casi 40 trabajadores no aceptaron esta fórmula razón por la cual el liquidador se reservó algunos de los bienes de la empresa para responderles a ellos y a otros acreedores como el Seguro Social y la Dirección de Impuestos.

Es decir, que en ese caso la liquidación continúa y el liquidador responde por esos bienes y por el proceso.

Los 209 trabajadores constituyeron legalmente una sociedad que se llama Sociedad Colombiana de Fabricaciones Mecánicas S.A, Socofam, que tiene una Junta Directiva y al francés Fernand Boura, como gerente.

FOTO/José Miguel Palencia Boyacá 7 días.

Los trabajadores de la antigua Mecanizados y Motores, ahora dueños de la planta de Duitama, esperan la demanda de los productos que fabrican. También necesitan capital de trabajo.