Archivo

E.U. NO NOS HA PRESIONADO

A menos de un mes de las elecciones generales del 22 de septiembre, el canciller alemán y candidato a la reelección, Gerhard Schroeder, está capoteando varios temporales.

23 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

A menos de un mes de las elecciones generales del 22 de septiembre, el canciller alemán y candidato a la reelección, Gerhard Schroeder, está capoteando varios temporales.

No solo enfrenta unas encuestas que le son adversas (pierde 42-35 con el democristiano Edmund Stoiber), sino también el rigor de las inundaciones (que solo en el estado de Sajonia han producido 15.000 millones de dólares en pérdidas) y el malestar de Washington por sus comentarios en contra de un eventual ataque a Irak.

El embajador de Estados Unidos en Berlín formuló una especie de reclamo verbal ante funcionarios alemanes, aduciendo que el gobierno del presidente George W. Bush no consideraba medidas las críticas de Schroeder sobre los planes de Estados Unidos en Irak.

No obstante, los temas de las inundaciones y de su diplomática confrontación con Washington le han servido, según analistas, para poner en segundo plano su talón de Aquiles, el problema del desempleo, y evitar así que su campaña zozobre (ver recuadro).

Schroeder, que enfrenta este domingo a Stoiber en el primer debate preelectoral en la historia de la televisión alemana, brindó una rueda de prensa a periodistas de medios extranjeros.

Qué cambia en la campaña en medio de la tragedia de las inundaciones?.

Yo cancelé los actos políticos en las ciudades afectadas, porque tengo que estar con ellos como Canciller y no como candidato. Hay más de 5.000 personas afectadas, que estoy seguro tienen prioridades diferentes a lo que les quiere decir el candidato. Hablarles de elecciones sería emocionalmente imposible para mí.

Una encuesta del diario conservador Frankfurter Allgemaine Zeitung dice que su partido (Partido Socialdemócrata Alemán) cayó al 31,5 en la intención de voto (estaba en 35)...

Qué puedo decir. Tomaré nota. Lo que en el FAZ salga publicado, en realidad no me preocupa, lo cual no quiere decir que no lo lea.

Qué opina de la presión de E.U. para que los países miembros de la Corte Penal Internacional le den inmunidad a las tropas estadounidenses?.

Si esa presión se está dando con otros países no le puedo decir nada porque no tengo información. Nosotros no la hemos sentido porque además no reaccionamos bajo presión. Ellos conocen muy bien nuestra posición: ratificamos la Corte y estamos a favor de ella. Con Estados Unidos tenemos relaciones tan fuertes que ocasionalmente aguantan diferencias de opinión. La política internacional no tiene nada que ver con que uno le intente torcer el dedo al otro. Miren mi dedo (levanta su mano)... está totalmente sano.

Y tampoco existen presiones o roces con Estados Unidos sobre el caso Irak?.

Ese tema puede haber dado lugar a equívocos. Les explico. Después del 11 de septiembre rompimos un principio alemán de la postguerra de no intervenir militarmente en otros países. Es cierto que teníamos operaciones de paz en Kosovo y Macedonia, pero lo de Afganistán era de otras características. Para poder participar, me enfrenté incluso a mi propia coalición en el Parlamento. Lo hicimos siguiendo un precepto moral: un país amigo fue agredido en su territorio por el terrorismo internacional y era una obligación, repito, moral, ayudar a ese amigo en la defensa. En ese sentido, mi política no ha cambiado en nada.

Pero en el tema Irak, Alemania no estaría dispuesta a correr aventuras y no se debe entender como una discusión sobre si Saddam Hussein es o no un dictador que somete a su pueblo. En eso somos de una misma opinión: Hussein es un dictador que somete a su pueblo.

Amistad no significa que en cada pregunta se deba estar necesariamente de acuerdo con el otro. Amistad significa estar tan juntos que se pueda asimilar y aceptar estar en desacuerdo.