Archivo

REFORMAS CONVENIENTES

Presentó el miércoles el Ministro de Trabajo y Salud Juan Luis Londoño el esperado paquete de modificaciones al régimen laboral y de pensiones. No hay sorpresas, las propuestas están en línea con dos promesas de campaña del Presidente Uribe : facilitar la creación de puestos de trabajo ( la meta es reducir el desempleo al 10 por ciento antes del 2006) , y terminar de sanear las finanzas públicas.

23 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

Presentó el miércoles el Ministro de Trabajo y Salud Juan Luis Londoño el esperado paquete de modificaciones al régimen laboral y de pensiones. No hay sorpresas, las propuestas están en línea con dos promesas de campaña del Presidente Uribe : facilitar la creación de puestos de trabajo ( la meta es reducir el desempleo al 10 por ciento antes del 2006) , y terminar de sanear las finanzas públicas.

En materia laboral , los trabajadores colombianos tendrán que sacrificar algunos beneficios como el pago de horas extras y de festivos ( compensados en parte con cinco días más de vacaciones). Las indemnizaciones por despidos se reducirán , ( a cambio de un aporte de los empresarios - uno por ciento de la nómina, que irá a las cesantías del trabajador). Son esfuerzos que deben hacer quienes laboran, en favor de quienes no tienen empleo - en parte por culpa del actual régimen laboral que es costoso e inflexible.

Destacamos la buena iniciativa de eliminar hasta en un 100% por ciento los aportes a las Cajas de Compensación a los empresarios que les den trabajo a los reclusos, a los reinsertados y a los mayores de 50 años . Está bien que el Estado proteja de manera especial a quienes por diversas razones son más vulnerables , eso es gobernar.

La idea del subsidio al desempleo que contempla la reforma de Londoño es un tema complejo que amerita reflexión aparte. Nadie puede oponerse a la sana intención, pero hay que estudiar a fondo su fuente de financiación y su modus operandi.

Así pues, la reforma laboral está bien concebida. Pero no hay que exagerar la consecuencia positiva que pueda producir en materia de empleo. Porque no se puede olvidar que no hay reforma alguna que pueda reemplazar a la reactivación económica en general como fuente de trabajo.

En cuanto a los cambios pensionales, estamos de acuerdo con anticipar su transición ( aumentos en la edad requerida para disfrutar la pensión, los incrementos en los aportes y el número mínimo de semanas cotizadas exigidas ). Son duros golpes al beneficio de la pensión, pero se debe desactivar ya esta peligros bomba que amenaza la estabilidad macroeconómica de Colombia.

Aplaudimos la intención de eliminar los privilegios pensionales que disfrutan las Fuerzas Armadas, el Magisterio y Ecopetrol. Es hora ya de corregir los excesos que favorecen a muy pocos , financiados con los recursos de muchos.

Con este par de reformas, el gobierno acierta de nuevo. Quedan comprobados una vez más su respeto por los compromisos electorales adquiridos, su rigor técnico y su coraje para tomar medidas difíciles pero convenientes.