Archivo

USO DE DOSIS PERSONAL SERÍA CONTRAVENCIÓN

El senador liberal Rodrigo Rivera presentó un proyecto de ley por medio del cual busca tipificar como contravención el uso de la denominada dosis personal de cocaína, marihuana o cualquier otra sustancia o droga que produzca dependencia.

31 de julio de 2000, 05:00 am

La iniciativa señala que quien consuma en lugar público o privado, cocaína, marihuana o cualquier otra droga que produzca dependencia en cantidad considerada como dosis de uso personal, afectando o poniendo en peligro la unidad y tranquilidad familiar o la seguridad y tranquilidad públicas necesarias para la interacción social de los ciudadanos, incurrirá en las siguientes sanciones: Por primera vez, en multa entre medio y diez salarios mínimos legales mensuales vigentes y, por la segunda vez, en multa entre cinco y veinte salarios mínimos legales mensuales vigentes, siempre que el nuevo hecho se realice dentro de los doce (12) meses siguientes a la comisión del primero.

El imputado que de acuerdo con dictamen médico legal, se encuentre en estado de drogadicción así haya sido sorprendido por primera vez, será internado en establecimiento psiquiátrico o similar de carácter oficial o privado, por el término necesario para su recuperación.

Las multas previstas podrán convertirse en arresto a razón de un día de arresto por cada salario mínimo legal mensual vigente impuesto.

La autoridad correspondiente podrá confiar al drogadicto al cuidado de la familia o remitirlo, bajo la responsabilidad de ésta, a una clínica, hospital o casa de salud, para el tratamiento que corresponda. La familia del drogadicto deberá responder del cumplimiento de sus obligaciones, mediante caución que fijará el funcionario competente, teniendo en cuenta la capacidad económica de aquella.

El proyecto estipula que serán competentes para conocer de las contravenciones tipificadas en el proyecto los Jueces penales o promiscuos municipales.

La acción contravencional a la que se refiere el proyecto será oficiosa cuando se afecte o ponga en peligro la tranquilidad y seguridad públicas. Cuando la conducta sólo afecte la tranquilidad y unidad familiar sólo procederá mediante querella de parte.