Archivo

Piden subir a 65 años la edad de pensión en Colombia

En el Congreso de Asofondos, expertos plantearon que en la reforma que alista el Gobierno, disminuya la tasa de reemplazo.

27 de abril 2012 , 09:37 p.m.

El Gobierno reiteró que sí impulsará una reforma al sistema pensional colombiano y no se limitará al régimen de prima media, como el que administra el Seguro Social, sino que incluirá al de los fondos privados.

Sin embargo, el ministro del Trabajo, Rafael Pardo, quien lidera el ajuste, no les adelantó ni una sola línea de esa reforma a los asistentes al V Congreso Internacional FIAP-Asofondos, que finalizó ayer, porque, explicó, están concentrados en los Beneficios Económicos Periódicos (BEP), que hacen parte del programa de protección del adulto mayor.

En cambio, los expertos invitados a este Congreso sí le ‘tiraron’ línea al Gobierno, concentrada en los cambios al régimen de prima media.

Olivia Mitchell, directora del Departamento de Seguros y Riesgos de la Escuela de Wharton, Universidad de Pensylvania, afirmó que ante el claro aumento en la longevidad de las personas y la disminución en la tasa de fertilidad, los sistemas públicos “no tienen muchas alternativas”.

Para ella, la receta es ahorrar más, revisar las edades de jubilación y las tasas de reemplazo que llegan a niveles hasta del 80 por ciento, y que los fondos se protejan ante el riesgo de la extralongevidad.

Advirtió que si no se hacen esas reformas, “seguiremos viendo cómo el costo de los sistemas pensionales financiados por los Estados se seguirá consumiendo el PIB y siendo insostenibles fiscalmente”.

En Colombia, según las cifras oficiales más recientes, el presupuesto nacional le dedica 17 billones –y no los 25 billones de los que se hablaba hasta hace pocos días–, al pago de pensiones del RPM.

El presidente de Anif, Sergio Clavijo, insistió en su propuesta de cerrar el RPM, taponar los regímenes especiales, darles fin a los llamados carruseles pensionales, aumentar la edad de pensión y reducir la tasa de reemplazo (la proporción del ingreso sobre el cual se calcula la mesada). Más claro: prohibir nuevas afiliaciones al Seguro Social (o Colpensiones, que será su reemplazo), con lo cual al cabo del tiempo se extingue el RPM, ya que, señaló Clavijo, “es una vena rota que se está hinchando”; subir la edad de jubilación a 65 años (a partir del 2014 será de 57 y 62 años para mujeres y hombres, respectivamente), y fijar una tasa de reemplazo inferior al 60 por ciento.