Archivo

Plan del Gobierno triplicará oferta de vivienda prioritaria

El año pasado fueron construidas apenas 13.000 unidades de este tipo en todo el país.

24 de abril 2012 , 08:36 p.m.

Las 100.000 unidades de vivienda que el Gobierno Nacional entregará gratuitamente a los ciudadanos más pobres, en los próximos dos años, significará un fuerte remezón para este sector.

Además del beneficio que significa para estas familias cumplir su sueño de tener techo propio, el plan anunciado por el presidente Juan Manuel Santos y el nuevo ministro de Vivienda, Germán Vargas Lleras, le pondrá una dinámica jamás vista a la construcción de Vivienda de Interés Prioritario (VIP).

Por un lado, los datos de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) señalan que el déficit de vivienda en Colombia es de tres millones de unidades (1,2 millones cuantitativas y 1,8 cualitativas).

A esto se suma que en el país cada año se crean 285.000 nuevos hogares, de los cuales casi la mitad no encuentra soluciones de vivienda, según señaló Vargas Lleras.

Y si bien esta no es la solución radical a esta situación (se necesitaría que el programa se mantenga en las mismas condiciones por al menos 24 años para resolver el déficit a hoy), la realidad es que ayudará a dinamizar el segmento de VIP, es decir, aquella vivienda de menos de 40 millones de pesos.

Para dar una idea, en los últimos cuatro años, se ha iniciado la construcción de un promedio anual de 17.000 unidades de este tipo, entre casas y apartamentos, (el año pasado fueron solo 13.000).

Así las cosas, se triplicaría el número de viviendas de este tipo que se construye al año, mientras que el Gobierno mantenga el programa.

Incluso, es probable que se acerque, o incluso supere, la cantidad de proyectos emprendidos en Vivienda de Interés Social (VIS).

El año pasado, hubo un brinco importante en este segmento, pues se inició la edificación de 43.000 unidades, desde las 29.000 que se comenzaron en el 2011.

GOBIERNO PAGARÁ EN SEIS AÑOS

Se estima que el proyecto costará entre 3,5 y 4 billones de pesos. Sobre la financiación, el ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, explicó que el objetivo de las subastas que realizará el Gobierno en los próximos meses es encontrar a los constructores que ofrezcan las mejores condiciones y entreguen las viviendas lo más pronto posible.

Una vez realicen las entregas, se les pagará en seis cuotas anuales, de tal forma que se estima que se desembolsen cerca de 700.000 millones de pesos al año, recursos que están contemplados en el Marco Fiscal de Mediano Plazo.