Archivo

Banco de Grecia prevé recesión del 5% y aumento de desempleo

Tasa de desempleo llegaría a un máximo del 19% de media, anunció este martes el gobernador del Banco de Grecia, Yorgos Provópulos.

24 de abril 2012 , 08:08 a.m.

Por sexto año consecutivo, Grecia sufrirá un crecimiento negativo, que será más pronunciado que lo estimado en marzo por el propio banco, cuando se hablaba de un 4,5 por ciento.

Según dijo Provópulos este martes en la presentación del más reciente informe coyuntural del Banco de Grecia, la economía del país helénico no empezará a crecer de nuevo hasta finales del año 2013.

El banquero insistió en que no hay alternativa a la aplicación al pie de la letra del segundo plan de rescate, que prevé medidas de ajuste y de ahorro para encauzar las cuentas públicas.

"Grecia está en una encrucijada. O sigue este esfuerzo coordinado con la ayuda de nuestros socios europeos en el seno de la zona euro o hará frente a un abrupto retroceso social y económico de muchas décadas", advirtió Provópulos.

Por otra parte, el gobernador del Banco de Grecia destacó que la tasa media de desempleo se situará este año en el 19 por ciento, frente a 17,7 por ciento registrado como media el año pasado.

En el pasado mes de enero el desempleo se había situado incluso en el 21,8 por ciento, medio punto porcentual más que en diciembre 2011.

Gracias a las reducciones salariales aplicadas y pactadas para el año 2012 y 2013, Grecia podrá recuperar entre dos tercios y tres cuartas partes de la competitividad perdida entre 2001 y 2009.

Por otra parte, el déficit de cuenta corriente del país helénico será reducido de 9,8 por ciento en el 2011, a 7,5 por ciento en 2012, dijo Provópulos.

El banquero pidió además acelerar las privatizaciones y la venta de propiedades del Estado, con la esperanza de que estas medidas incrementen las inversiones extranjeras en sectores como puertos, energía y turismo.

También ha considerado como prioritaria la recapitalización de los bancos griegos, que sufrieron graves pérdidas tras la quita parcial de la deuda pública en manos de inversionistas privados.

EFE