Archivo

Nokia y Microsoft, una alianza para liderar en smartphones

Productos como el Nokia Lumia 800 son una apuesta de las dos compañías para imponerse en el mercado de ‘smartphones’.

17 de abril 2012 , 11:52 p.m.

Si bien Nokia sigue siendo el primer fabricante de celulares del mundo, se había rezagado en el mercado de teléfonos inteligentes, que son parte importante del futuro de esa tecnología.

Para la empresa, el sistema operativo de Windows Phone significa un renacer de toda la compañía, pues atrás quedó su plataforma Symbian para dar paso a la navegación por ‘baldosas’ inteligentes, que son como fichas de Lego que el usuario puede mover por toda la pantalla y ubicarlas en el sitio de su elección, todo con el fin de personalizar el teléfono de una forma nunca antes vista en modelos de otras marcas y plataformas.

Para el usuario, basta media hora de ‘cacharreo’ en un teléfono con el sistema operativo Windows Phone 7.5 para que sienta que está en otro nivel en materia de diseño de teléfonos e interfaz gráfica.

Ha sido tal el impacto del nuevo ‘look’ de Windows en los teléfonos, que Microsoft piensa incorporarlo en la próxima versión de su sistema operativo –Windows 8– para computadores y tabletas, como lo mostró en su computador personal Frank Shaw, vicepresidente de comunicaciones corporativas de Microsoft.

Por su parte, Greg Sullivan, gerente senior de producto para la división de teléfonos basados en Windows, de Microsoft, le dijo a Portafolio: “Queremos que el usuario tenga todo lo que más necesita, sus cosas más personales, a la mano”.

Lo que Sullivan quiere decir es que los teléfonos con sistema operativo Windows Phone se diferencian de otros –como los iPhones, de Apple; los Blackberry, o los basados en sistema Android– en que son mucho más personalizables gracias a un diseño más amigable y sencillo de la interfaz gráfica.

Y en cuanto a los teléfonos en sí, llama la atención el diseño y la robustez de los modelos Nokia Lumia 800 y Lumia 900, que gracias a su ensamblaje y materiales aguantan un uso más extremo que otros celulares.

Además, vienen diseñados para que el usuario no tenga que cambiarles la batería, pues son completamente sellados y compactos.

“Es un teléfono que se siente bien en la mano y que ofrece una experiencia de usuario más allá de lo que hasta ahora se conocía”, comenta Axel Meyer, el ‘genio’ de origen argentino detrás del diseño de este dispositivo.

Para Nokia, el teléfono parte en dos su historia como fabricante: “Este es el comienzo de una nueva era para Nokia, a partir de nuestra reciente alianza entre los equipos de diseño de Nokia y Microsoft”, le dijo a Portafolio Arto Nummela, vicepresidente de dispositivos inteligentes para Norteamérica de Nokia, quien agrega que el modelo Lumia 800 demuestra el nivel que se puede alcanzar gracias a una nueva filosofía de diseño de hardware y software.

En cuanto al diseño de la interfaz gráfica de este teléfono y otros que adopten esta plataforma, exhibirá un rango variado de experiencias de usuario, como ventanas para ver televisión e íconos de aplicaciones de terceros con una identidad acorde al sistema operativo.

Esta innovación se conoce como ‘metro’ y utiliza convenciones de señalización internacional, lo cual lo hace más intuitivo y sencillo:

“No fue fácil llegar a este diseño, pero tomamos como experiencia de usuario la señalización que hay en la calle, como la del transporte público y, por supuesto, del metro en cualquier ciudad del mundo”, le dijo a diario Portafolio Jeff Fong, jefe de diseño de Windows Phone, de Microsoft.

EL LUMIA 800, EL RENACIMIENTO DE NOKIA

El diseño del modelo Nokia Lumia 800, que se acaba de lanzar en Colombia, incorpora gráficos y tipografía de gran tamaño.

El concepto detrás de la interfaz gráfica es simplificar el número de aplicaciones en pantalla, así como la cantidad de botones en la carcasa del aparato, fabricada en policarbonato de alta resistencia a las caídas, los impactos, los rayones y la descolorización.

Llama la atención la pantalla ClearBlack, también más resistente a los rayones, que despliega mayor brillo, incluso en condiciones de luz solar extrema, y cuyos bordes redondeados se integran de manera muy atractiva.