Archivo

Ola invernal activa planes de contingencia energéticos

Subestaciones móviles y vigilancia de los embalses son algunas de las medidas.

17 de abril 2012 , 07:31 p.m.

Las empresas de energía reactivaron sus programas especiales para atender las emergencias que se presentan por causa de la ola invernal que afronta el país, con medidas que van desde la suspensión del servicio en aquellos sitios donde se presenten inundaciones de viviendas, hasta el empleo de subestaciones móviles para restablecer el fluido eléctrico, cuando se requiera.

“Al momento de presentarse cualquier inundación o fuerte vendaval, se desconectarán, de inmediato, los circuitos necesarios, con el fin de proteger la vida de los ciudadanos y de coordinar las acciones respectivas con los organismos encargados de las tareas de prevención y atención de desastres”, observa Benjamín Payares Ortiz, director Operativo de Electricaribe.

Así mismo, se ha reforzado la disponibilidad de las cuadrillas operativas, con las que se busca reaccionar oportunamente ante situaciones que pongan en riesgo la infraestructura eléctrica o que produzcan cortes en el suministro de luz, para que sean arregladas o reestablecidas, en el menor tiempo posible.

Como también se cuenta con un stock de materiales, para minimizar el tiempo de atención.

“Hemos implementando también un sistema de video vigilancia remota que ofrece la posibilidad de contar con imágenes en línea de las cámaras de seguridad ubicadas en las diferentes sedes de la firma, entre subestaciones y centros de atención, lo que nos faculta reaccionar rápida y eficazmente ante cualquier eventualidad”, dice Judy A. Linares Flórez, gerente de distribución de Enertolima.

Por su parte, EPM está completamente preparada para atender la falta de suministro, a través de una planta de control automático (AGC), con la que se cubrirá la generación de energía mientras se hacen los respectivos arreglos a la infraestructura civil, eléctrica o mecánica.

LOS EMBALSES

“Cuando se prevé que los caudales vertidos de los embalses puedan afectar a la población ubicada aguas abajo de ellos, se envía un mensaje de alerta a las autoridades locales o municipales que puede ser amarilla, naranja y roja, de acuerdo a la urgencia que se registre”, argumentan los técnicos de EPM.

Isagen, mediante el Plan de Acción de Emergencias y Contingencias (Padec), que actualmente tiene en marcha en sus centrales hidroeléctricas capacita a las comunidades que se encuentran en el área de influencia, en temas como prevención, primeros auxilios y planes comunitarios de emergencias.

OTROS PROGRAMAS PARA ATENDER EMERGENCIAS

ISA cuenta con inspecciones pedestres para las líneas de transmisión, en zonas con históricos de afectación, y aéreas en helicóptero, con la ventaja de que las subestaciones son monitoreadas constantemente por personal en el sitio. Igualmente, ingenieros, geólogos y técnicos evalúan las situaciones de riesgo y determinan las acciones preventivas inmediatas o de corto plazo correspondientes.

“Según el caso, se desarrollan planes de acción que incluyen desde la instalación de torres de emergencia para casos de riesgo inminente, hasta obras civiles o desviación de la línea para evasión de la amenaza”, explican técnicos de ISA.

Las térmicas también están listas para afrontar el fenómeno climático que se prevé será intenso en lluvias en el presente año.

En el caso de la Generadora y Comercializadora de Energía del Caribe S.A. E.S.P. (Gecelca), “se han adoptado los mecanismos precisos para que la planta pueda funcionar bajo condiciones de invierno. Los embalses están en un 65 por ciento de su capacidad, lo cual hace presagiar que tienen aún disponibilidad de recibir el agua que llegue por cuenta de los aguaceros”, dice Andrés Yabrudy Lozano, presidente de la firma.

José M. Higuera

Redactor CEET