Archivo

OMC pronostica que el comercio mundial crecerá 3,7 %

La crisis en Europa y una China menos dinámica frenarán los flujos de intercambio en el planeta.

12 de abril 2012 , 06:17 p.m.

El crecimiento del comercio mundial se reducirá a 3,7 por ciento este año, tras alcanzar un 5 por ciento en 2011, indicó ayer la Organización Mundial de Comercio (OMC), que atribuye esta ralentización a la crisis europea y una China menos dinámica.

Para 2013, la organización espera una recuperación del crecimiento del comercio de 5,6 por ciento.

Estas previsiones suponen un incremento de la producción mundial de 2,1 por ciento en el presente año.

No obstante, la OMC advirtió que ya hay riesgos importantes sobre el crecimiento, que incidirían en el comercio.

“Han pasado más de tres años desde el colapso del comercio en 2008-09, pero la economía mundial y el comercio siguen siendo frágiles”, dijo el director general de la OMC, Pascal Lamy.

La OMC destacó que la economía mundial ha “perdido impulso”, ya que el dato de crecimiento del comercio en 2011 se quedó por debajo de la previsión de 5,8 por ciento, hecha en septiembre.

El valor en dólares del comercio mundial de mercancías aumentó un 19 por ciento, estableciéndose en 18,2 billones de dólares, con lo que superó el récord alcanzado en 2008.

El aumento, no obstante, se debe en gran medida al alza de los precios de los productos básicos.

NO AL PROTECCIONISMO

La OMC espera que esa ralentización general continúe en 2012, con un crecimiento del comercio mundial de 3,7 por ciento, muy inferior a la media de 5,4 por ciento registrada los últimos veinte años.

Si se cumplen estas previsiones, el volumen del comercio mundial seguirá siendo inferior a los niveles previos a la crisis.

La organización, con sede en Ginebra, advirtió también que, tal vez, la UE esté ya en recesión, en un contexto de ralentización del crecimiento de la producción mundial.

Por tal razón, los economistas de la OMC advirtieron de nuevo contra la tentación del proteccionismo. “La lentitud de la recuperación hace temer que el recurso limitado, pero constante a medidas comerciales restrictivas, comprometa poco a poco los beneficios de unos intercambios abiertos”, destacó Lamy.

El dirigente llamó también a “revitalizar el sistema comercial, para evitar que se produzca tal escenario”.

Las negociaciones de la ronda de Doha, que buscan aumentar la liberalización del comercio internacional, reduciendo los aranceles de miles de productos, están bloqueadas.

La OMC esperaba un acuerdo el pasado diciembre, pero de momento no hay ningún consenso, lo que sigue frenando el intercambio mundial.