Archivo

TenarisTuboCaribe invertirá US$200 millones en otra planta

El desarrollo industrial del continente y del país requiere de calidad institucional, en la que las decisiones gubernamentales sean responsables y sostenidas, sin orientaciones políticas.

11 de abril 2012 , 10:57 p.m.

Como una muestra más de la confianza en el país, TenarisTuboCaribe, compañía de la organización internacional Techint, decidió invertir 200 millones de dólares para construir una segunda planta contigua a la que tiene en Cartagena, transformando su producción de tubos de acero para la industria del petróleo en un centro de mayor complejidad, que atenderá necesidades tecnológicas y especializadas del sector de hidrocarburos, con miras a la exportación.

De este tema y de la política económica latinoamericana habló Portafolio con Paolo Rocca, presidente y CEO de Tenaris, quien anotó que la industria colombiana debe adoptar “una vocación industrial, como punto esencial para promover el desarrollo”, en la que existan políticas estatales responsables y coherentes, a la que se integren empresarios y accionistas de cada sector.

La visita a la Cumbre de las Américas coincide con el anuncio que hacen de la nueva inversión en Colombia.

¿Cuál es la razón detrás de esa decisión?

Lo hacemos porque vemos que el sector en Colombia tiene gran potencial de crecimiento.

La política pública es sólida y se mantiene en el tiempo.

Hay muchas iniciativas en las que la compañía, con su ciudad petrolífera, siente que puede participar.

Además, habrá una expansión futura importante del sector, porque están dadas las condiciones desde el punto de vista de la demanda y la defensa de la competición desleal del mercado y, por eso, nos pareció oportuno actuar.

Igualmente, estamos evaluando otra área que se podría aprovechar para inversiones industriales que acompañen el crecimiento del sector petrolífero en Colombia. Si este se expande ofrece oportunidades de crear valor agregado local.

El lema de la Cumbre es ‘Conectando a las Américas’, ¿qué le parece?

Me parece muy efectivo en transmitir la imagen de un continente, que incluye la interrelación con EE. UU. que tiene ahora, en la interconexión de sus economías y en el crecimiento alineado, una oportunidad relevante en la inclusión en la economía mundial.

Si se analiza cómo hoy, América Latina, junto con Estados Unidos , pueden encontrar una inserción en la economía mundial en medio de las condiciones de crecimiento de los países asiáticos, este es un momento favorable, mucho más, a mi juicio, que lo que tuvimos en los setentas u ochentas.

Ustedes pueden definirse como una multilatina de primera generación. En Co- lombia están empezando a surgir este tipo de compañías. ¿Qué consejo les daría?

Creo que la clave es la reinversión permanente de la utilidad, lo que implica un compromiso de los accionistas.

Es una decisión empresarial y existen unas condiciones que lo hacen posible. Primero, la confianza que se establece entre toda una cadena de accionistas y las comunidades; una vocación de crecimiento común.

No se puede construir una gran sociedad si se está en conflicto mortal, cada año, con el propio gremio. Hay que construir una relación participativa.

El segundo aspecto es la estabilidad de la política no solo del Gobierno, sino del Estado hacia el desarrollo industrial; en definitiva, esto es lo que motiva a los accionsitas a invertir, quedarse y aportar al proyecto. Si se cambian estas políticas económicas se quita confianza.

Ahora que las cosas andan mejor, usted mira la región y ¿qué ve?

Veo oportunidades en un contexto de precios de materia primas que, a mi juicio, van a estar relativamente sostenidos en un ciclo amplio; con una demografía favorable que crece, lo que implica una demanda de consumo del producto a una tasa de crecimiento importante, lo que es en sí, una oportunidad para nosotros como grupo industrial.

El punto que queremos transmitir en todos los países donde operamos, es la relevancia de una vocación industrial, como un punto esencial para promover el desarrollo.

Por otra parte, la materia prima está trayendo apreciación de la moneda en países como Brasil, Perú, Chile, Argentina, exceptuando México, y ese contexto de apreciación puede ser delicado.

Por ello, veo oportunidades, pero también un área de riesgo, por lo que se necesita un fuerte respaldo a la integración de la cadena productiva de base industrial, lo que requiere de decisiones firmes y sostenidas.

El presidente Juan Manuel Santos habla de las locomotoras que puede ser importantes en Colombia, lo que comparto absolutamente, pero lo serán en la medida en que traigan consigo, la construcción de un sistema industrial para abastecer el desarrollo de sectores como el agroindustrial, gas, petróleo, y para la transformación de los productos con un valor agregado.

UNA SEGUNDA PLANTA PARA TUBERÍA ESPECIALIZADA EN HIDROCARBUROS

“Pensamos fortalecer la capacidad de exportación y el TLC con EE. UU. nos va a ayudar a generar un espacio competitivo. Los 200 millones de dólares de inversión son para la ingeniería de expansión y construcción de la planta. Hemos comprado 30 hectáreas limítrofes a la planta actual, y en los próximos dos años y medio, la envergadura de la inversión fortalecerá el grupo. Instalamos un nuevo tratamiento térmico y se renueva todo el sistema, transformando la planta que nació para abastecer tubería en áreas de menor complejidad en la industria del petróleo, en una de aplicaciones complejas”.

Ricardo Ávila Pinto

Director de Portafolio