Archivo

El BPO, locomotora de desarrollo

Las operaciones offshore en el país permitirán facturar unos 277,5 millones de dólares, al 2015.

11 de abril 2012 , 06:22 p.m.

Colombia se ha convertido en la mejor opción para el desarrollo de proyectos de inversión en el sector de BPO&O, KPO y centros de servicios compartidos en toda Latinoamérica, por ofrecer un mercado local atractivo, una fuerza laboral de alto nivel y una posición estratégica para proveer servicios a toda América, el Caribe y Europa.

Las más de 2.600 empresas que hacen presencia en el país y que se enfocan en los servicios de software, BPO y Tecnologías de la Información (TIC) hoy le permiten a este sector ingresos anuales por 1,2 billones de dólares y generar 120 mil empleos, dos factores que lo convierten en otra de las locomotoras que jalonan la economía del país.

Así lo respalda la International Data Corporation (IDC), al decir que esta industria, en especial la enfocada a los servicios TI y de BPO, ha crecido 61 por ciento en los últimos cuatro años.

De igual forma, la firma estadounidense Gartner (dedicada a investigaciones en tecnología) sostiene que hoy Colombia se encuentra entre las 30 líderes mundiales de servicios offshore, un negocio esencial dentro de la gran torta del outsourcing.

OTRAS FORTALEZAS

En exportaciones, la Asociación Colombiana de Contact Center & BPO (Acdecc) dice que solo en servicios de BPO está por encima del 17 por ciento. “Aunque Colombia todavía es nueva en procesos de exportación de servicios, ha mostrado una importante participación en varios países latinoamericanos, España y Estados Unidos”, subrayó Ana Karina Quessep, directora ejecutiva de (ACDECC).

En este punto, la consultora norteamericana Frost & Sullivan sostiene que las inversiones internacionales vienen impulsando las operaciones offshore en el país, las cuales en el año 2010 facturaron 88,7 millones de dólares, y se proyecta que al 2015 lleguen a los 277,5 millones.

“Las empresas españolas, las mayores contribuyentes de estos ingresos, han establecido sus radios de acción en Colombia para prestar servicios offshore a Europa y otras naciones de América Latina. Lo cierto es que en el 2010 los ingresos de outsourcing representaron el 40 por ciento”, señala la Consultora.

Para Omar Ladino, vicepresidente de infraestructura y tecnología de Teleperformance, “el país ha mejorado su reputación de excelencia en outsourcing en los últimos años, lo que lo ha llevado a crear un entorno empresarial propicio para este tipo de negocios, apoyado por el propio gobierno nacional, con legislaciones favorables, seguridad, calidad, talento, tecnología y protección a la información de datos, para la que existen certificaciones como la ISO 27.000 o la de PCA.

“Lo que inició con costume service o matención al cliente, ahora se ha fortalecido con otro tipo de servicios, entre ellos: cobro de cartera, servicios financieros, mesas de ayuda en tecnología, contabilidad, pagos de nómina y tesoreria.

“Pero sin olvidar la logística, que ya no es un core para la mayor parte de las empresas, sino un punto tercerizable; al igual que el manejo de la web, con la creación de estructuras adecuadas que ayuden a agilizar los procesos de atención y fidelizar aún al cliente”, enfatiza Ladino.

Quessep dice que el cambio de las empresas hacia un entorno digital hoy es un gran reto para el outsourcing, porque es ahí en donde ahora se mueve todo el mercado y los clientes buscan respuestas a sus inquietudes”.

SE FORTALECE LA INDUSTRIA

Teniendo en cuenta la gran dinámica que ha venido adquiriendo el outsourcing en el país, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha dispuesto un empréstito por 12 millones de dólares para apoyar la industria de la tercerización de procesos BPO, que bajo el nombre de Outsource2Colombia busca la formación de capital humano para la inserción laboral de servicios globales o de exportación.

Según la Asociación Colombiana de Contact Center & BPO, el 60 por ciento de la participación de la industria le corresponde al BPO, el 35 por ciento a las Tecnologías de Información (ITO) y el 5 por ciento a los Procesos de Conocimiento (KPO).

Claudia C. Garcés

Redactora de CEET