Archivo

Sector privado quiere invertir en la calidad de empleados

Los empresarios del continente proponen iniciativas para mejorar la educación y el emprendimiento.

10 de abril 2012 , 09:14 p.m.

El sector privado del continente está dispuesto a meterse la mano al bolsillo con el fin de implementar políticas para incrementar el empleo en la región.

Así lo afirman en el estudio ‘El sector compromiso del sector privado para la creación de empleo: recomendaciones para los líderes”, el cual será presentado a los líderes del continente durante la Primera Cumbre Empresarial de las Américas, a celebrarse entre viernes y sábado en Cartagena.

En el documento, auspiciado por el Consejo de las Américas, los líderes de cerca de 30 compañías afirman que en la región existen debilidades que han vuelto el desempleo crónico: falta de habilidades de los recién graduados para cumplir con las demandas actuales de las empresas, no hay incentivos a la innovación, las leyes no facilitan la entrada de los recién graduados al mercado laboral y falta de pasantías, normas que no facilitan la creación de empresas, y, por último, ausencia de sistemas para compartir las reglas de las buenas prácticas.

Como parte del sistema económico y social, el grupo afirma que la calidad del trabajador es esencial tanto para la expansión de las empresas como para la generación de empleo y bienestar de la sociedad.

“El sector privado está dispuesto a tener alianzas estratégicas, convenios con escuelas técnicas y universidades, para ayudar a los jóvenes a que cuando salgan estén preparados para la demanda que hay”, aseguró Andrés Gluski, presidente de AES corporation, y co-director del estudio, en entrevista con Portafolio.

Juan Pablo del Valle, presidente de Mexichem, y también codirector del informe, en diálogo con este periódico, afirmó que “son solo cinco recomendaciones con 16 puntos específicos, las cuales se enfocan, en pocas palabras en incrementar las capacidades de los trabajadores para ser más competitivos y generar productos y servicios de mayor valor agregado.

Esto dentro de un marco laboral flexible y sencillo. Con gobierno e iniciativa privada incentivando el emprendimiento de ideas y el desarrollo de la pequeña y mediana empresa”.

Gluski agregó que la inversión privada, en tratar de superar estos problemas, se puede cuantificar en millones de dólares en muchos países y están dispuestos a invertir mucho más, si se dan las condiciones.

“Proponemos una alianza pública privada, hacer sugerencias y ver cuáles gobiernos están interesados en aplicar los programas”, agregó.

Del Valle, por su parte, añade que lo importante del documento “es la inversión en el capital humano.

El objetivo es lograr que esos proyectos se multipliquen. Estas recomendaciones son, además, un llamado a la acción”, puntualizó del Valle.

Sugerencias

Falta de habilidades

- Rediseño de ‘Curriculums’, en trabajo conjunto entre el sector privado e instituciones públicas, con énfasis en ciencias y matemáticas.

- Trabajar en el entrenamiento vocacional.

- Mayor número de pasantías.

- Énfasis en la educación temprana.

Leyes y pasantías

- Leyes laborales y sindicatos para promover el empleo de jóvenes.

- Gobiernos y empresas deben crear juntos pasantías para los jóvenes.

Énfasis en innovación

- Incentivos para incrementar la investigación y el desarrollo, incluyendo exención de impuestos.

- Aumentar la protección de la propiedad intelectual.

- Foco en diseño y desarrollo creativo, como complemento a la ciencia y la tecnología.

- Desarrollo de habilidades empresariales y riesgos para empezar empresas.

Fomentar la creación de empresas.

- Expansión del acceso al crédito y capital.

- Facilitar el proceso para abrir y cerrar negocios.

- Expansión de tecnologías.

Compartir buenas prácticas

- Conducir una amplia variedad de consultas entre todos los sectores para promover y evaluar la implementación de las prácticas.

Pedro Vargas Núñez.

Subeditor Portafolio