Archivo

Falta de suelo detiene vivienda de interés prioritario

Indicadores están en alza, menos el del segmento bajo. La falta de suelo, uno de los problemas.

09 de abril 2012 , 09:21 p.m.

Aunque el área en proceso para vivienda de interés social (VIS) creció 15,9 por ciento en el acumulado del 2011 frente al 2010, la de vivienda de interés prioritario (VIP), la más demandada por la gente de escasos recursos, cayó 34,6 por ciento en los metros cuadrados construidos.

Los datos del Dane son el reflejo de lo que les sucede a quienes quieren este tipo de oferta, es decir, de hasta 39,6 millones de pesos. Martha Cárdenas, trabajadora de una firma de aseo, es una de ellas: “Llevo siete meses buscando una casa y no la he encontrado. Hay de más de 55 millones, pero no de menos de 40”.

Algo parecido le sucedió a Martha Pedraza, quien el año pasado visitó seis proyectos con la esperanza de hallar una vivienda de, máximo, 37 millones de pesos; sin embargo, tampoco tuvo suerte.

“Los precios no bajan de 56 millones; muy caro, pues gano el mínimo y las cuotas quedan como en millón y medio mensual”, asegura.

La falta de oferta también está representada en el número de unidades: aunque en el mismo periodo, el total acumulado en VIS se incrementó 15,74 por ciento, al desglosar el dato de la VIP la caída es de 33,12 por ciento, lo que preocupa a algunos analistas, pues en este rango se concentra gran parte del déficit.

Esta vivienda se ha convertido en el lunar de las cifras sectoriales, si se tiene en cuenta que los diferentes indicadores acumulados al cierre del 2011 muestran alzas: 16,2 por ciento en metros cuadrados iniciados, con crecimientos en los diferentes usos; aumento de 15 por ciento en ventas e incremento de 33 por ciento en las aprobaciones de licencias, entre otros.

Contra las tendencias

Los analistas insisten en la alarma que representa no hacer VIP. Para Álvaro José Cobo, presidente de la Asociación Nacional de Cajas de Compensación Familiar (Asocajas), “urge buscar la manera de darle paso a una verdadera reforma urbana, que permita acceder a la tierra, cada vez más escasa”.

Otros advierten que el problema está afectando, especialmente, a las grandes ciudades.

“El poco suelo que hay es muy caro, lo que hace inviable la VIP”, asegura Juan Alberto Páez, gerente comercial de la constructora CMS+GMP, quien considera que los alcaldes y gobernadores deben comprometerse con su habilitación.

Tras ese objetivo se han impulsado diez macroproyectos de vivienda social en el país, que, por tratarse de intervenciones a gran escala, permiten compensar el bajo impacto de las pequeñas urbanizaciones que, de hecho, en su mayoría son VIS (con precios unitarios de hasta 76 millones de pesos). Óscar Erazo, de la constructora Amarilo, coincide en que estas obras son claves para impulsar la VIP.

El caso de Ciudad Verde, en Soacha (Cundinamarca), es una muestra de ello; en este ‘macro’ de 42.000 viviendas se han vendido 12.000 unidades: 7.000 VIP y 5.000 VIS.

“Edificar a gran escala permite integrar la oferta, ya que las de mayor precio subsidian a las otras, lo que facilita la gestión”, concluye Erazo.

HOTELERÍA VA BIEN

El segmento de oficinas se recuperó

Los metros cuadrados iniciados en usos diferentes de vivienda repuntaron, sobre todo para hotelería, que creció 129 por ciento en el 2011 frente al 2010. Según el Dane, comercio aumentó 24 por ciento en el mismo periodo, seguido por el área iniciada para bodegas, que se incrementó 14,1 por ciento, mientras que el segmento de oficinas se recuperó con un alza de 12 por ciento. Las viviendas de estratos medio y alto se mantienen estables.

Gabriel E. Flórez G.

Redacción Economía y Negocios