Archivo

Buscarán petróleo no convencional en el Cesar

Canacol y ExxonMobil firmaron un acuerdo para explorar en el bloque VMM 2, ubicado en Cesar.

09 de abril 2012 , 07:25 p.m.

La petrolera canadiense Canacol Energy anunció que a través de su filial Carrao Energy Sucursal Colombia, firmó un acuerdo privado para la búsqueda de hidrocarburos no convencionales con ExxonMobil Exploration Colombia (controlada por la firma estadounidense del mismo nombre), en el bloque VMM 2, ubicado al sur del departamento del Cesar.

En este bloque, operado por una filial de la española Vetra, Canacol Energy tiene una participación potencial del 20 por ciento, equivalente a 3.059 hectáreas, del crudo no convencional, conocido como shale oil (asociado a unas rocas sedimentarias llamadas lutitas).

Además, la canadiense tiene otro 20 por ciento de participación potencial en el bloque VMM 3 (en límites del Cesar y Santander), que es operado por Shell, la cual se hace efectiva en el 2014.

Según los términos del acuerdo, ExxonMobil asumirá el costo de la perforación y prueba de hasta tres pozos, con el fin de probar los objetivos convencionales y no convencionales en las formaciones La Luna y Rosablanca, dos rocas que ya son fuentes de crudo probadas en el área.

Los primeros dos pozos serán verticales, mientras el tercero probablemente será horizontal, con fracturación multi-etapa.

ExxonMobil pagará todos los costos de estos tres pozos, hasta un tope de 15 millones de dólares por cada uno de los dos primeros, y un límite de 17,5 millones por el tercero.

Asimismo, la firma le pagará a Canacol 2,2 millones de dólares por costos anteriores relacionados con la adquisición de sísmica 3D en el bloque, durante el año 2011.

Así, la inversión potencial será de 50 millones de dólares y, a cambio, ExxonMobil recibirá la mitad del 40 por ciento de participación que Canacol tiene en el contrato.

La petrolera Vetra mantendrá la operación del bloque durante el periodo de exploración, cuyo primer pozo espera perforar a finales del 2012.

La asignación formal de las participaciones –como están contempladas en la transacción, incluyendo el 20 por ciento de participación de Canacol– están pendientes de la aprobación de la Agencia Nacional de Hidrocarburos.

Canacol Energy también señaló que mantendrá el ciento por ciento de su participación en el contrato Santa Isabel, contiguo al bloque VMM 2.