Justicia

"La puerta de la paz no está cerrada", dice Santos a las Farc

El mandatario reiteró el ofrecimiento a esta guerrilla de buscar una salida negociada al conflicto.

5 de febrero de 2011, 03:01 am

 Sin embargo, Juan Manuel Santos demandó del grupo guerrillero "señales claras" de querer dialogar.

Al destacar que su gobierno ha otorgado "todas las facilidades" de cara a la liberación de cinco rehenes que los rebeldes ofrecieron entregar, Santos dijo que en su gobierno "hay una mano que les ofrece la paz, si hay verdadera voluntad". 

"Yo les he dicho (a las Farc): liberen a todos los rehenes. Yo creo que esos cinco secuestrados nunca los han debido secuestrar. Y si dan señales claras, contundentes de querer la paz, la puerta no está cerrada", aseguró el presidente durante un acto religioso. 

Pero "mientras continúen actuando como terroristas, reclutando niños a la fuerza, poniendo bombas en sitios que afectan a la población civil, secuestrando, extorsionando, traficando en drogas, mientras continúen actuando de esa forma no habrá respuesta diferente a aplicar la ley con contundencia", añadió. 

El mandatario recordó que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) "no materializaron con hechos una voluntad sincera de querer hacer la paz" cuando se sentaron a negociar en el pasado. 

"El pueblo colombiano ya se ha vuelto escéptico cuando le hablan de paz, por los constantes engaños de que ha sido objeto. Por eso, necesitamos pruebas claras y contundentes, de lo contrario seguiremos buscando la paz pero también por el camino de la firmeza en la autoridad", concluyó. 

Las Farc anunciaron el 8 de diciembre pasado que dejarán en libertad unilateralmente al mayor de policía Guillermo Solórzano, al cabo del Ejército Salín Sanmiguel, al infante de Marina Henry López Martínez y a los concejales Marcos Vaquero y Armando Acuña, secuestrados entre 2007 y 2010. 

El domingo a guerrilla dio las coordenadas de los sitios donde serán entregadas estas cinco personas. Se espera que el lunes comience el proceso de liberaciones con el apoyo logístico de Brasil. 

AFP