Archivo

Un herido dejó explosión de un petardo antes de la llegada del Presidente a Buenaventura

Las autoridades del puerto sobre el Pacífico dijeron que funa detonación controlada, pero no es claro cómo una persona salió herida.

29 de junio 2007 , 12:00 a.m.

En la acción, pasadas las 7 de la mañana, resultó destruido el vehículo de un comerciante de maderas del puerto. También se produjeron daños en siete locales comerciales.

No se identificó a la persona que sufrió lesiones y qure fue llevada al Hospital Departamental del Puerto. La detonación afectó el robot usado en el procedimiento.

El petardo fue abandonado horas después de que los habitantes de Buenaventura se manifestaran en forma masiva contra la ola de violencia que azota al municipio.

En las últimas semanas varios artefactos hicieron explosión y uno de ellos causó la muerte de una niña de 3 años y su abuelo, de 65.

30.000 personas marcharon en Buenaventura

Los bonaverenses salieron a las calles el miércoles para rechazar la ola de atentados en el Puerto que este año dejan 19 muertos, 125 heridos y averías en 679 viviendas.

La marcha, que partió del barrio El Jorge, se extendió por varias cuadras y cerca de 30.000 personas hicieron el recorrido enarbolando banderas y pañuelos blancos.

Algunos no marcharon, pero se apostaron a ambos lados de la calle con globos blancos y banderas, mientras clamaban por la tranquilidad de su ciudad y la región.

También marcharon los familiares de las víctimas de la violencia. Portaban retratos de sus seres desaparecidos, entre ellas la de Valentina, la niña que murió en el atentado de Juanchaco ocurrido el pasado 24 de junio.

Esta marcha estuvo presidida por la gestora Social del Departamento, Monserrat Muñoz, quien asistió en calidad de delegada del gobernador Angelino Garzón; por el alcalde Saulo Quiñones; por la consejera para el Litoral Pacífico, Teodomira Luna, así como los secretarios de despacho de la Alcaldía.

Durante 15 minutos los bonaverenses paralizaron todas sus actividades para repudiar la violencia. En la plazoleta del Centro Administrativo Municipal, donde culminó  la marcha, se soltaron bombas blancas, hubo un minuto de silencio y una plegaria por la paz.

BUENAVENTURA