Archivo

Pasivo pensional hizo cambiar de posición a rector de la Universidad de Caldas

Los 456 mil millones de pesos que cuesta el pasivo pensional hizo que Ricardo Gómez reversara su apoyo al convenio de concurrencia con el Gobierno, al que le pide ahora que lo asuma en su totalidad.

29 de junio 2007 , 12:00 a.m.

El acuerdo de concurrencia implica que el Gobierno Nacional asuma hasta el 90 por ciento de la carga pensional y la universidad el 10 por ciento, que serían 45 mil millones de pesos, que el centro de educación tendría que pagar en un plazo de 40 años.

Según el estudio actuarial realizado por la Universidad Nacional, el pasivo pensional de la Universidad de Caldas es, a 31 de diciembre de 2006, de 456.452 millones de pesos. La carga pensional se había estimado en 250 mil millones de pesos.

Gómez Giraldo le envió una carta al presidente Álvaro Uribe Vélez, en la que le decía, entre otras cosas que "ante la magnitud de la cifra, que es tres veces mayor a la hecha por estudios anteriores, le quiero manifestar la preocupación que envuelve a la comunidad universitaria (... ) Me dirijo a usted, en los mismos términos que me dirigí al Congreso de la República, cuando manifesté la necesidad de que el Gobierno Nacional asuma todo el pasivo pensional...".

Piden su renuncia

El rector ha estado en el 'ojo del huracán' debido a su posición frente al pasivo pensional y el desalojo violento de estudiantes de las instalaciones del centro de educación por parte de la Policía a comienzos de este mes.

Docentes y estudiantes han pedido la renuncia de Gómez, que lleva seis meses en el cargo, y para esto insisten en hacer una consulta que fue negada por el Consejo Superior de la institución.

Aunque Gómez afirmó que al enviar la carta al Jefe del Estado "fijó la posición oficial de la universidad" frente al pasivo pensional, había manifestado su respaldo al convenio de concurrencia, previsto en el artículo 38 del Plan Nacional de Desarrollo, "porque es la oportunidad más concreta de solucionar este problema que hace inviable económicamente la universidad".

Gómez dijo que "la única propuesta adicional a lo anterior, en caso de darse la concurrencia, sería que el Gobierno Nacional le acepte a la Universidad de Caldas los once mil quinientos millones de pesos por concepto de aportes en pensiones entre mayo de 1994 y noviembre de 2005, como único aporte nuestro a esa concurrencia, eximiendo a la Universidad del pago de la totalidad del pasivo pensional".

MANIZALES