Archivo

Perfiles de los diputados de la Asamblea del Valle secuestrados por las Farc

28 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Juan Carlos Narváez, presidente de la Asamblea del Valle en el momento del secuestro, era filósofo de la U. del Valle. Tenía dos hijos: Juan Carlos Narváez Jiménez, de su primer matrimonio, y Daniela Narváez Perdomo, de su unión con Fabiola Perdomo. 

Narváez fue consejero de paz de Cali en 1998 y consejero de política social hasta el año 2000, cuando decidió aspirar a la Asamblea del Valle. Durante su carrera estuvo involucrado en temas sociales y de paz. En el momento del secuestro escribía un libro sobre el conflicto armado. A la fecha, sus familiares han recibido 6 pruebas de superviviencia.

Alberto Quintero. Nació en Santa Rosa, en Risaralda, pero toda su vida la pasó en Cartago, en el norte del Valle. Pertenecía a una numerosa familia de agricultores, tenía siete hermanos. Cuando lo secuestraron tenía 52 años. Militaba en el partido conservador, en el movimiento de Avanzada Nacional, bajo los lineamientos del hoy ministro del Interior, Carlos Holguín Sardi. Era abogado de la Universidad Libre de Pereira.

Francisco Javier Giraldo. Diputado liberal, de 32 años en el momento del plagio, y tulueño. Cursó hasta décimo semestre de derecho en la Universidad San Buenaventura. Fue director de las Juventudes Liberales durante la pasada campaña presidencial de Horacio Serpa y coordinador de juventudes y universidades para la reforma del Partido Liberal.

Carlos Alberto Charry. Conservador. Completó su segundo periodo en la Asamblea. Es contador de la Universidad Libre, con postgrados en administración pública y en derecho constitucional de la misma universidad. Tenía 43 años en el momento del secuestro y durante 17 años estuvo vinculado a las Empresas Municipales de Cali (Emcali).

Ramiro Echeverry. Diputado liberal, de 47 años en el momento del secuestro. Su carrera política la realizó en Palmira, donde se desempeñó como contralor y concejal. Ha ocupado también la Dirección de Valorización Departamental del Valle.

Jairo Hoyos. Conservador del grupo de Carlos Holguín. Nació en Buga. Era abogado de la Universidad Santiago de Cali y su hermano, el sacerdote Eugenio Hoyos, colabora con el gobierno de George Bush, presidente de Estados Unidos. Presidía la Comisión de Etica de la Asamblea e impulsa talleres con mujeres cabezas de familia.

Carlos Barragán López. Liberal de 37 años en el momento del secuestro. Era administrador de empresas de la Universidad Santiago de Cali y cuando fue plagiado realizaba una especialización en alta gerencia en la Universidad San Buenaventura. Desde el pasado 5 de julio reemplazó en la Asamblea a Lorenza Santos. Es hijo del senador electo Carlos Barragán. Ayer estaba de cumpleaños.

Nacianceno Orozco. Conservador. Nació en Pereira hace 50 años y estaba en su tercer periodo en la Asamblea del Valle. No había hecho estudios superiores y él mismo se catalogaba como ecólogo. Era el vicepresidente de la Fundación Paz Verde, capítulo del Valle.

Edinson Pérez. Ocupa su curul desde el primero de enero pasado cuando, mediante fallo del Consejo de Estado, logró un reconteo de votos en Buenaventura y le ganó al liberal Camilo José Saavedra. Pérez pertenece a un movimiento cristiano, era abogado de la Universidad Central del Cauca y había ocupado la Secretaría de Hacienda y la Jefatura de Planeación de Tuluá.

Héctor Fabio Arizmendi. Liberal. Tenía graves problemas de salud. Nació en Cartago y antes de llegar a la Asamblea se desempeñó como Director Regional del Ministerio de Transporte. Era abogado, estaba casado y tenía tres hijos. Militaba en el movimiento político de Carlos Barragán.

Rufino Varela. Liberal. Tenía 55 años y había nacido en Rozo, Palmira. Su vida pública transcurrió en ese municipio. Es agrónomo y ha estado vinculado a la Secretaría de Agricultura del Valle. Reemplazó en la curul de la Asamblea a la liberal Marley Cardona. Varela es del grupo político de Carlos Abadía.

Sigifredo López (sobreviviente). Abogado de 40 años, nacido en Pradera. Egresado de la Universidad Santiago de Cali. Logró maestría en criminología y una especialización en derecho administrativo de la misma universidad. Fue concejal de Pradera y alcalde de ese municipio. Sería el único sobreviviente.