Archivo

Gobierno acogerá recomendación de reducir el gasto público en 1,5 billones de pesos

No subir más las tasas de interés reclamó el presidente Álvaro Uribe al Banco de la República para no afectar a consumidores e industria.

27 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Durante la clausura del Congreso Cafetero Extraordinario, en Medellín, con motivo de los 80 años de la Federación Nacional de Cafeteros, Uribe dijo que si los intereses llegan a niveles prohibitivos, las empresas podrían ir a la ruina.

"Colombia -dijo Uribe-, durante muchos años padeció en sus sectores empresariales, medios y pequeños, que por pagar las tasas de interés, en lugar de prosperar llegaban a la ruina".

El Banco de la República ha aumentado de 6 a 9 por ciento su tasa de interés, a la que le presta al sector financiero, lo que se supone que debe hacer crecer los intereses que cobran los bancos, aunque ese efecto aún no se ha notado.

"Mientras surten las medidas que ha tomado el Gobierno con el Banco de la República sobre revaluación hay que apoyar a los exportadores", dijo Uribe.

De otra parte, el presidente dijo que sí va a hacer el recorte de 1,5 billones sugerido por la Comisión de Gasto Público.

Sobre la privatización de ISA e Isagén, sugerida por la misma Comisión, para que se pague parte de la deuda de la Nación, Uribe volvió a señalar que no está de acuerdo con esa venta.

Explicó que ISA maneja el centro de control y ha logrado un patrimonio en el exterior igual que el que tiene en Colombia y para que le den confianza es muy importante que el aporte del estado colombiano en la estructura propietaria.

Uribe dijo que hay que mirar si es más importante el rendimiento de ISA o si es más costoso el servicio de la deuda que se ahorraría con su venta. El presidente cree que vale más lo primero sumando dividendos y valorizaciones.

"Creo que no hay afán con Isagen y con ISA que son empresas muy buenas", dijo Uribe.

En la eliminación de los paraficales dijo que el gobierno no lo comparte porque hacen parte de la institucionalidad social de la Nación y que el Congreso no lo aprobaría. Calculó que las deducciones en impuestos que se plantea derogar pueden valer el año entrante 2,4 billones de pesos, mientras que acabar con los parafiscales significaría dejar de recibir unos 7 billones de pesos.

El Estado no está en capacidad de asumir la diferencia y las entidades como el Sena, las cajas y el Icbf rapidito se quebrarían porque el Presupuesto Nacional no tendría la posibilidad de sostener esas instituciones, dijo el Presidente.

Al defender las deducciones a las inversiones de capital, dijo que son importantes para incentivar el empleo en inversiones de alta productividad.

Sobre la inflación, Uribe pidió comprensión a los analistas del gasto por la ayuda que se le presta el Gobierno a los exportadores y que suma unos 600.000 millones de pesos.