Archivo

Por casos de los contratos de Cali, hoy declaran cuatro ex secretarios de la Alcaldía

La declaración libre será ante la Procuraduría. La Fiscalía, por su parte, tiene en sus manos 43 contratos y llamará a declarar a 60 personas, entre ellas algunos sacerdotes.

27 de junio 2007 , 12:00 a.m.

 Por el caso de la contratación realizada en la Administración de Cali durante el 2006 y los primeros cinco meses del 2007, revisada por la Oficina del Zar Anticorrupción, hoy rendirán versión libre ante la Procuraduría cuatro ex secretarios de despacho.

A raíz de la firma de un pacto por la transparencia, la Oficina del Zar Anticorrupción revisó  la contratación en las secretarías de Tránsito,  Educación, Bienestar Social y la Dirección de Desarrollo Administrativo. En esta última dependencia investigan 171 contratos firmados entre el 2006 y el 2007 por 3.840 millones de pesos.

El pasado 11 de mayo, por ejemplo, suscribió  25 contratos, todos por 43 millones de pesos para capacitar a 30 funcionarios durante 12 horas en temas como  manejo del estrés, buscando y desarrollando lo mejor de su interior, gestión del tiempo y reforzamiento de la Ley de acoso laboral.


Al frente de esta dependencia estaba Fernando Martínez, ex procurador provincial de Buga, quien ha guardado silencio. Esos contratos de capacitación están parados por disposición de la Procuraduría.

"Muchos de estos contratos, con un objeto idéntico, fueron firmados en un solo día o dentro un corto lapso, por lo tanto, debieron haberse celebrado bajo un único contrato que, por superar la menor cuantía, debía adjudicarse por licitación o concurso", señala la Oficina del Zar Anticorrupción.

Estos casos están en manos de la Procuraduría que investiga presunto fraccionamiento de contratos. La información también fue entregada a la Policía Judicial.

Más investigaciones

En Educación se revisó  el contrato de suministro de raciones alimenticias a escolares para la vigencia 2006-2007 suscrito con la Fundación para la Promoción en las Artes en la Juventud Estudiantil (Fundartes), por 1.931 millones de pesos. Entregaba panes con moho.


En Tránsito se ejecutaron 4.563 millones de pesos a través de pequeños contratos para evitar una licitación pública. El 27 de enero del 2006 se suscribieron 14 para suministro y aplicación de pintura por montos que oscilaban entre los 34 y 35 millones.


Otro posible fraccionamiento de contratos por 1.489 millones de pesos se investiga en la secretaría de Bienestar Social.

Figura uno por 36,1 millones con la Fundación para el Desarrollo Empresarial y Comunitario para el emprendimiento empresarial de mujeres cabeza de hogar de la comuna 21 firmado el pasado 28 de septiembre; es mismo día, con la misma Fundación y con el mismo objetivo, se firmó  otro contrato pero para capacitar a las mujeres de las comunas 13 y 21.

"Pueden coincidir los valores, pero cada proyecto es diferente. No se partieron contratos, cada comuna de Cali proyectaba sus propias necesidades", dijo la ex secretaria de Bienestar Social, María Cristina Zapata.

El padre JoséGonzález, quien está al frente de Samaritanos de la Calle, programa de la Arquidiócesis, dijo, en una carta pública, que si los órganos de control consideraban que su contrato para ayudar a los indigentes no se ajustaba a los términos de referencia, estaba dispuesto a cancelarlo. Lo firmó  el 4 de mayo por 332,5 millones de pesos, pero su propuesta la había pasado el 5 de febrero.

La Contraloría municipal no encontró  irregularidades en cuento a la legalidad de la contratación.

El destituido alcalde Apolinar Salcedo, quien dejó  su despacho el 11 de mayo, dijo que estaba dispuesto a acudir a cualquier citación y a asumir cualquier responsabilidad de carácter político, penal o disciplinario.