Archivo

Jefferson Vargas, soldado colombiano muerto en Líbano, fue sepultado hoy en Neiva

Sus restos llegaron a las 8:30 de la mañana al aeropuerto Benito Salas, de la capital del Huila, en un avión de la FAC.

27 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Allí fueron recibidos por su mamá, Hilda Sofía Moya,  y  su hermana Brigith. Ellas dos dependían económicamente de Jefferson, que se había enrolado en las tropas españolas desde hace 15 meses.

En septiembre del 2006 fue seleccionado para integrar un contingente de cascos azules del país ibérico que tenía como misión mantener la paz en el Medio Oriente.

Sin embargo, el domingo, cuando iban por una carretera del sur de Beirut, fueron emboscados. Vargas y otros cinco uniformados murieron. 

El cuerpo del militar colombiano fue trasladado a la base de la Novena Brigada en Neiva, donde recibió honores militares. 

El féretro fue conducido al cementerio Jardines del Paraíso de esa ciudad.