Archivo

Prorrogarán ocho meses más preferencias arancelarias con E.U. mientras se concreta el TLC

Así lo acordaron el presidente del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara, el demócrata Charles Rangel, y su colega Jim McCrery, en representación de la minoría republicana.

26 de junio 2007 , 12:00 a.m.

El acuerdo será votado mañana en Plenaria de la Cámara sin ninguna observacion, mientras que el Senado lo votará el jueves. El acuerdo alcanzado ayer precisamente permite suspender las reglas y no votar primero en las comisiones respectivas pues ya hay consenso bipartidista.

Los dos partidos ya habían alcanzado un entendimiento, pero permanecían las reservas del senador republicano Chuck Grassley, quien solo aceptaba que las preferencias de la ley Atpdea se extendieran seis meses más y sin incluir a Ecuador y Bolivia.

Finalmente el acuerdo es por ocho meses y sí tendrá en cuenta a estos dos países.

La petición de Grassley llevó a Rangel a plantear que estaba dispuesto a bajar su aspiración de dos años incluso a uno.

El anuncio se oficializará hoy, justamente cuando el Ministro de Comercio llegará a Washington para firmar los cambios introducidos al TLC por los congresistas estadounidenses.

Un grupo de seis técnicos del gobierno colombiano está en Washington conociendo los cambios al TLC que le apuntan a un compromiso de Colombia de cumplir las normas laborales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y compromisos ambientales internacionales.

Estos cambios condicionarán la posibilidad de empresarios colombianos de venderles al gobierno federal y gobiernos estatales de Estados Unidos a demostrar el cumplimiento de las exigencias laborales y el pago de salarios que Estados Unidos considere adecuados.

Listos los cambios al TLC

El anuncio sobre la amplición del Atpdea se oficializará hoy, justamente cuando el Ministro de Comercio llegará a Washington para firmar los cambios introducidos al Tratado de Libre Comercio (TLC) por los congresistas estadounidenses.

Un grupo de seis técnicos del gobierno colombiano está en Washington desde días atrás conociendo los cambios al TLC que le apuntan a un compromiso de Colombia para cumplir las normas laborales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y compromisos ambientales internacionales.

Estos cambios condicionarán la posibilidad de empresarios colombianos de venderles al gobierno federal y gobiernos estatales de Estados Unidos a demostrar el cumplimiento de las exigencias laborales y el pago de salarios que Estados Unidos considere adecuados.

Pero además de estos cambios generales están pendientes provisiones adicionales específicas para Colombia, relacionadas con la violencia contra sindicalistas.