Archivo

Encargados de deportaciones de Reino Unido se vestirán en tonos pastel para reducir intimidación

El Ministerio del Interior de ese país considera que los tonos más claros suavizarán el impacto para los niños de las familias que tengan que vivir el duro proceso.

26 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Actualmente, los funcionarios en cuestión llevan uniformes de azul marino, que pueden asustar a los pequeños a los que se trata de enviar fuera del país junto a sus familias.

La recomendación sobre los colores más idóneos en esos casos se produce después de que el ministerio abandonase una política controvertida consistente en retirar a los solicitantes de asilo toda ayuda social con la esperanza de que se les animase así a abandonar el país voluntariamente.

Según un documento interno, eso se consiguió con una familia solamente mientras que otras treinta y dos desaparecieron del lugar donde habían sido alojadas por las autoridades tal vez ante la preocupación de quedarse sin sustento.

Londres
EFE.-