Archivo

'Ley de Convivencia frenaría un fenómeno que atenta gravemente contra la seguridad ciudadana'

Así lo explicó el ministro del Interior, Carlos Holguín Sardi, quien estuvo hoy, en eltiempo.com, respondiendo las inquietudes de los lectores.

25 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Con la llamada Ley de Convivencia y seguridad ciudadana se adoptaron medidas para la prevención y represión de la actividad delictiva de mayor impacto para la ciudadana, entre las que se encuentran robo de vehículos, teléfonos y billeteras.

Tiene dos elementos: el primero, se prorrogó la vigencia la justicia especializa que investiga delitos de mayor gravedad como narcotráfico y terrorismo. En sus manos están casos como el atentado al Club El Nogal.

Si no se prorrogaba su vigencia, que vence el 30 de junio, esos casos irían a la justicia ordinaria en donde los términos son más cortos. Los jueces especializados ya no tendrán que luchar contra el tiempo pues podrán actuar hasta cuando se produzca la sentencia.

El segundo elemento, es el endurecimiento de la política criminal, es decir aumenta las penas para una serie de delitos. El mínimo será de cuatro años, no habrá sustitución de la detención en la cárcel por domiciliaria, ni se concederán subrogados penales, ni beneficios que permitan recobrar la libertad.

Irán directo a la cárcel los autores de delitos como hurto, violencia intrafamiliar, tráfico de migrantes, estafa agravada, uso de documentos falsos relacionados con vehículos robados, fabricación, tráfico y porte de armas y municiones de uso privativo de las Fuerzas Militares, peculado por apropiación, cohecho y receptación, entre otros.

Habrá un sistema de control de vigilancia electrónica durante la ejecución de la pena, cuando esta sea inferior a 8 años, excepto para casos de lesa humanidad, terrorismo, secuestro, desplazamiento, narcotráfico y concierto para delinquir agravado.