Archivo

Por tanque mal hecho, 5 mil personas están sin agua en la Ciudadela Tokio, de Pereira

La construcción fue contratada por la Alcaldía en el 2004, y con ella se iba a surtir el sector y otros dos barrios como El Remanso y Guayabal, que aún no se han construido.

24 de junio 2007 , 12:00 a.m.

La Ciudadela Tokio fue inaugurada hace un año como solución habitacional para 962 familias conformadas por desplazados o personas que habitaban zonas de alto riesgo.

El tanque iba a entrar a apoyar al acueducto que surte al vecino barrio de Villasantana, pero que no logra bombear el líquido suficiente para cubrir las necesidades de Tokio, en el extremo oriente de la ciudad.

El tanque, que esperaba acumular 1.400 metros cúbicos de agua y que fue bautizado como Calicanto II, fue construido por el contratista César Augusto Velásquez.

Velásquez no solo dejó mal hecha la obra, sino que pidió ampliación del plazo de entrega y una adición presupuestal.

La obra fue terminada en septiembre del 2005 y requirió una inversión de 800 millones de pesos.

Aguas y Aguas, gerenciada desde octubre del 2006 por María Irma Noreña Arboleda, contrató el trabajo (durante la administración del ex gerente Luis Fernando Baena) y aún no ha logrado aplicar correctivos para surtir con eficiencia al populoso sector.

Según Noreña, cuando ella llegó al cargo, al tanque no se le había hecho la prueba hídrica, aunque sí se habían verificado el concreto, las medidas y la estructura.

Fue al llenarlo de agua, 14 meses después de estar construido, que se detectaron las fallas que ahora se quieren resolver con varios estudios técnicos.

"El contratista, sin ningún costo adicional para la empresa, en este momento está sellando las fisuras detectadas con productos especiales para ponerlo en operación lo antes posible".

'Cobros sin racionamiento'

Para la comunidad de Tokio es urgente la necesidad de una solución, pues aunque los cortes de agua son permanentes, "los cobros no han sido racionados", expresan voceros del barrio que se quejaron de valores altos en las facturas (60 a 80 mil pesos en pomedio mensual), pese a las irregularidades.

Máximo Rentería Machado, presidente de la Junta de Acción Comunal de Tokio, aseguró que "el Alcalde (de Pereira, Juan Manuel Arango) delegó hace 15 días a funcionarios de Aguas y Aguas para que solucionaran el problema, pero nada ha ocurrido.

Frente a esto, la gerente de Aguas y Aguas confió en que para el próximo mes el tanque pueda entrar a funcionar. "La empresa garantizará que haya agua en ese sector", aseguró.

PEREIRA