Archivo

En los 80 años de la Federación Nacional de Cafetros, se buscan cultivadores del grano de 45 años

El gremio tiene un plan para que en los próximos años la actividad en las fincas tenga un cambio generacional.

24 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Ese plan se llama 8-80-800 y será presentado en el marco del Congreso Extraordinario de Cafeteros que se celebra esta semana en Medellín. Se trata de una estrategia que contiene ocho puntos y que cuesta 800.000 millones de pesos para ejecutarlos en los próximo cinco años. Hasta el momento cuenta con 350.000 millones de pesos.

Como las matas de café los productores están envejecidos. Y con esa realidad es imperativo el cambio, sostiene el gerente general de la Federación Nacional de Cafeteros, Gabriel Silva Luján.

Silva llama la atención en la urgencia del incremento en 30 por ciento de la productividad. La renovación de los cultivos, dice Silva, debe coincidir con la renovación de los caficultores. Hoy el promedio de edad es de 55 años y se espera que se reduzca a 45 años promedio en una década.

¿Cómo hacerlo? conectando las zonas de producción con la modernidad, facilitando herramientas como el computador para hacer seguimiento al negocio, afirma el dirigente. La meta en cinco años es que la mitad de los caficultores tengan ese beneficio de estar en línea, en un esfuerzo de 180.000 millones de pesos.

Como parte de la sostenibilidad del negocio, Silva propone una formalización de las prestaciones sociales para los recolectores, para garantizar su calidad de vida. El Gobierno estudia presentar un proyecto de ley al Congreso con la creación de un fondo de prestaciones sociales para el trabajo temporal y a destajo.

Mientras este esquema de 'rejuvenecimiento' se aplica a la actividad caficultora, la Federación sigue en su tarea de sacar partido del negocio de valor agregado.

Ahora la Federación anuncia la compra de dos cadenas de café en Suecia y Rusia, con lo que se garantiza 50 locales más en Europa con el nombre de Juan Valdez. De esta manera, a finales del 2006 terminará con 170 tiendas.

También prepara negocios con la cadena Falabella en Chile y con Wal Mart en Estados Unidos. La estrategia de valor agregado le representa a los cafeteros 150.000 millones de pesos al año y con el paso de los años ese monto puede ser mayor si se considera, como dice Silva, que el café tiene más futuro que pasado.

Colombia puede aprovechar la revolución mundial en el consumo de café: Gabriel Silva

¿Cuál es su mensaje en esta celebración de los 80 años de la Federacíón?

El primero es que 'La Federación hace la diferencia'. La presencia del café de Colombia como el mejor del mundo no la hace un caficultor parado en tres hectáreas. La Federación es indispensable para darle la viabilidad a la caficultura. El otro mensaje es que en 10 años queremos una caficultura con por lo menos un 30 por ciento más de productividad física y queremos bajar la edad promedio de los caficultores de 55 años a 45 años. Se han ido envejeciendo no solo los árboles sino el caficultor.

¿Cuáles son los obstáculos para no cumplir esos retos que le plantea el futuro?

Veo amenazas. En 10 años el país puede ser el gran líder de la tendencia del consumo mundial. Hay que tener caficultura para llegar allá pero la tasa de cambio dificulta la competitividad. Aunque la productividad es una respuesta también se requiere apoyo a los caficultores. Otra amenaza es la situación política en el campo. Si la seguridad democrática no se consolida y no da paso a la paz, la situación es insostenible, aunque sin duda ha mejorado mucho.

¿Qué sigue en cuanto a la estrategia de valor agregado y al plan de tiendas?

Una libra de café en el cafetal vale un dólar, y servida en tinto en Nueva York vale 98 dólares. Hay mucho valor para capturar y hay que estar con el consumidor. El valor agregado le ha generado a los caficultores 150.000 millones de pesos más. En tiendas Juan Valdez se acaban de comprar 50 locales de dos cadenas de café en Suecia y Rusia. Terminaremos el año con 170 tiendas. Con Falabella y Wal Mart también hay negocios por cerrarse para Chile y E.U.

576 millones de sacos exportados desde que la Federación existe

El café llegó al país hace 284 años, pero la producción comercial comenzó a finales del Siglo XIX. En 1913 la producción sumó un millón de sacos y hacia 1920 se había doblado. A finales del 2006 era de 12 millones.

Luego de dos intentos para organizarse con el fin de coordinar la producción y las exportaciones, y llevar la vocería del sector ante el Gobierno, el 27 de junio del 1927 nació la Federación Nacional de Cafeteros.

Cálculos de la Federación indican que en ocho décadas el café le ha generado al país más de 179.000 millones de dólares y que la exportación del grano en ese tiempo ha sido de 576 millones de sacos de 60 kilos.

Estudios del Sistema de Información Cafetera en Colombia dicen que hay 560.000 familias que producen café y de él dependen más de dos millones de personas. El sector genera 631.000 empleos directos.

Si bien la Federacafé nació hace 80 años, el Fondo del Café surge en 1940 con el fin de estabilizar el ingreso cafetero. Hoy se nutre de una contribución que se invierte en programas para los productores.

¿Cúales son las estrategias que seguirán para cumplir esos objetivos?

Dándoles a los jóvenes la oportunidad de tener un nivel de vida mejor y el acceso a lo que más les atrae que es la modernidad. Tenemos el programa 8-80-800 que pretende conseguir 800.000 millones de pesos este año, para ocho prioridades de desarrollo.
Hemos conseguido 350.000 millones. Los planes son en salud, vivienda, educación, alimentación, saneamiento, infraestructura y calidad y renovación de café.

CONSTANZA GÓMEZ G.
REDACCIÓN DE ECONOMÍA Y NEGOCIOS