Archivo

Ofrecen 50 millones de pesos por información sobre responsables de oleada terrorista en Buenaventura

Mientras el General Naranjo contaba las medidas tomadas en el consejo de seguridad, un nuevo petardo explotó cerca de los tanques que proveen de agua potable al municipio, sin dejar víctimas.

22 de junio 2007 , 12:00 a.m.

El jefe de la policía dijo que habrá 80 nuevos patrulleros que se dedicarán a labores de inteligencia en el puerto.

"Las Farc no pueden determinar el rumbo de la ciudad y convocó a la ciudadanía para que se unan en el esfuerzo de fortalecer la seguridad de Buenaventura", dijo Naranjo.

El uniformado también precisó que le solicitará al Consejo Superior de la Judicatura la asignación de una unidad especializada de la Fiscalía para el puerto.

El alcalde Saulo Quiñones dijo que se continuará con el toque de queda mientras se normaliza la situación y se realizan allanamientos que buscan dar con la pista de los autores de los ataques que desde ayer azotan a Buenaventura.

Esta mañana desactivaron otro petardo 

Especialistas antiexplosivos se encargaron de un artefacto encontrado en una bodega de la zona portuaria.

En la noche de ayer explotaron siete petardos en diferentes partes de Buenaventura, y otro más fue desactivado.

La escalada dejó un total de 23 heridos, dos de los cuales fueron remitidos al hospital Universitario de Cali debido a sus múltiples traumas. Laureano Quintero, director de Urgencias del centro, le dijo a Radio Caracol que los pacientes se encuentran "estables y bajo cuidado especial".

Señalan a las Farc

Las autoridades atribuyeron el atentado a un 'coletazo' de las Farc por la muerte de J.J., líder de las milicias urbanas del frente Manuel Cepeda.

J.J. era señalado como responsable del secuestro de los 12 ex diputados del Valle y del atentado contra la sede de la Policía en Cali, el pasado 9 de abril.

Así fue la escalada

La primera se registró a las 7:55 de la noche en el restaurante El Oasis, del barrio La Independencia, en la comuna 10. El local quedó completamente destrozado.

Al parecer la bomba fue camuflada en una olla a presión.

El segundo y tercer artefacto fueron accionados en los barrios 12 de Abril, y el Modelo. El cuarto petardo fue detonado en inmediaciones de la Casa Cural del barrio 14 de Julio, a pocos metros de un Centro de Atención Inmediata de la Policía.

"Eran las 7:00 de la noche cuando llegué a la panadería a comprar un pan, de repente explotó la bomba que me dejó  con varias heridas en el cuerpo y completamente desnudo", recuerda Omar González, uno de los heridos.

Minutos más tarde explotaron otros petardos: Dos en la Ciudadela Colpuertos, uno más en cercanías de la iglesia San Pedro Apóstol del barrio Lleras y otro cerca de las instalaciones del Das.

En el sector de Miramar fue desactivado otro explosivo.

Los heridos

El director científico del Hospital Departamental de Buenaventura, Gerardo del castillo Pérez, dice que la institución recibió 23 heridos, cuatro de consideración que debieron ser trasladados a Cali. La casa de salud decreto la alerta roja.

"Los pacientes presentan heridas en el abdomen por esquirlas, como también en las extremidades superiores e inferiores", dijo Castillo Pérez.

Entre las personas afectadas por las esquirlas de los petardos se encuentran:

José David Quintero, 12 años

Kevin Andrés Hurtado, de 13 años

Deimis Fabián Viáfara, de 14 años

Cristian Andrés Flórez, de 11 años

Diana Mayerly Hurtado, de 17 años

Johana Orozco, de 14 años

Andrés Sájales Rentaría, de 17 años

Graciela Caicedo, de 45 años

Johana Cuero, de 18 años

Alexander Camacho, de 32 años

Luis Alberto Carabalí

Jimmy Caicedo, de 40 años

Claudia Barahona, de 25 años (Trasladada a Cali)

Alexander López Valencia, de 27 años

Beatriz Caicedo, de 50 años

Carmen Rosa Guaitotó

Cristian Estupiñán, de 23 años

Janeth Arboleda, de 40 años

Hernando Hurtado, de 58 años

Ángela Palomino, de 50 años

Omar González, de 62 años

EL TIEMPO Cali
Con información de Cristian García, desde Buenaventura