Archivo

Ponga un poco de 'viagra' en su carrera profesional con estos consejos de una experta

La productividad tiene que ver con la satisfacción personal. Además, es clave sentirse exitoso en lo que se hace. Así lo recomienda Leila Navarro, conferencista especializada en temas laborales.

22 de junio 2007 , 12:00 a.m.

 

Autoempleo

Querer hacer es poder

'

Trabajar y disfrutar

Criterios básicos

¿Qué hacer para tener una carrera de éxito? Ser ambicioso y entregado al trabajo no es suficiente. Se necesita un poco de 'viagra' empresarial para afrontar con actitud las situaciones de la vida corporativa. Un estímulo para que las personas alcancen la felicidad y el buen humor constante a través de su actitud emprendedora. Algo que los latinos han aprendido muy bien.

La conferencista brasileña Leila Navarro, especialista en el comportamiento humano, es llamada cariñosamente 'viagra' empresarial por el estímulo y motivación que ejerce sobre empleados y empresarios para alcanzar el éxito laboral.

Sus tres libros Lo que las empresas buscan y las universidades no enseñan, Tu carrera en ascenso y Autoempleo, el as bajo la manga (Nowtilus) son obras de cabecera y consulta por parte de sus seguidores.

La experiencia le dice a Navarro que los latinoamericanos en general son muy emprendedores, "quizá porque en estos países hay menos recursos, aunque eso no sea motivo para llamarlos 'tercer mundo' ".

Navarro piensa que solo hay un mundo en el que lo que vale es la innovación y las ideas emprendedoras.

Pero ¿qué es lo que nos hace diferentes? La actitud y predisposición ante las situaciones profesionales, no siempre fáciles. Esto es lo que la experta intenta despertar en los empleados y empresarios que fracasan en su carrera: el 'viagra' empresarial.

Porque si un inconveniente tiene la forma de trabajar de los latinos es la "tendencia a satisfacer lo que los otros piensan de uno mismo, aunque la productividad no tenga nada que ver con la satisfacción personal", indica Navarro.

Querer hacer es poder

Navarro rompe con el tópico que dice que "querer es poder". La experta piensa que "querer, quiere todo el mundo". Lo importante es "querer hacer". Las ansias de innovar, crear, avanzar que poco tienen que ver con la conquista de cargos.

Para eso hay que arriesgar. "Nadie cambia si yo no cambio". Es esencial preguntarse a sí mismo qué queremos. A partir de aquí, "acertar es humano". Sí, acertar y no equivocarse, como muchos piensan. Porque "equivocarse es disculparse a uno mismo. No es una actitud positiva ante la vida".

En cambio, acertar es "aprender". De todo lo que vamos haciendo a partir de nuestra actitud emprendedora, sacamos algo de bueno. Por lo tanto, son los aciertos los que nos traen por el buen camino empresarial.

Criterios básicos

Si usted está pensando en crear una empresa y no sabe cómo empezar, Leila Navarro sugiere que el primer paso debe ser siempre investigar el mercado. Siguiendo con la idea de preguntarse, la autora cree que es más que importante tener claro si lo que queremos realizar tendrá salida en el mercado. Es decir, saber de antemano si el mercado está saturado o no de nuestro producto o servicio. En segundo lugar, es básico hacer un plan de negocios. No sirve de nada pensarlo, "hay que escribirlo teniendo en cuenta el estado personal de cada uno".

Si hablamos de autoempleo, o de desarrollo personal con actitud empresarial, la experta recomienda elaborar un plan estratégico de la vida paso a paso, y escribirlo también para que todo quede clarísimo. "Todos somos capaces de llevarlo a cabo", cree Navarro. Sólo falta un poco de voluntad.

Trabajar y disfrutar

Si uno hace lo que más le apetece, el resultado será una sensación de felicidad placentera. Pero la productividad tiene que ver con la satisfacción personal. Trabajar no tiene por qué ser aburrido y cansón, sino que se debe poder disfrutar. Y es en ese planteamiento en donde nace el 'viagra' empresarial, que no es otra cosa que la actitud emprendedora para avanzar.

Una de las tácticas que Navarro propone para mejorar el rendimiento de la carrera profesional es el autoentrenamiento, un método para cuestionarse a sí mismo y para mantenerse vigente en el mercado.

La idea que esta conferencista quiere transmitir es que "no hace falta llegar a una crisis para darse cuenta de que hay que desarrollarse". La clave pasa por "sentirse parte de los acontecimientos".

Asegura que existen dos tipos de personas: las primeras hacen lo posible, "hasta donde llega su mano pero no más. Se quejan, critican y buscan siempre un culpable". Las segundas, hacen lo imposible, "son las que no paran de hacer cosas de las que aprenden mucho", dice Navarro.

Autoempleo

El autoempleo es la capacidad o fortuna de aprovechar todo su potencial, que nada tiene que ver con tener un propio negocio. El autoempleo se refiere únicamente al desarrollo personal.

"Las personas no tendrían que trabajar por dinero", sostiene la escritora. Navarro cree que trabajar es una ocasión para desarrollarse como persona. Dejar atrás la visión pesimista del trabajo, de que solo sirve para ganar dinero, es el primer paso para estar bien consigo mismo, también durante las horas laborales.

A partir de aquí, empiezan las preguntas que siempre deberán aparecer. ¿Nos gusta lo que hacemos? ¿Por qué lo hacemos? Y también, ¿para qué?

Soñar no es nada malo, opina Navarro. El problema es que "tenemos tanto miedo a soñar que no sabemos nunca qué queremos, con lo que perdemos posibilidades de ser felices".

"No hace falta llegar a una crisis para darse cuenta de que hay que desarrollarse. La clave pasa por sentirse parte de los acontecimientos": Leila Navarro.

DÚNIA RIERA
EFE REPORTAJES