Archivo

Colombia y Venezuela inician etapa de relaciones armónicas y productivas

Los cancilleres de los dos países, Fernando Araújo y Nicolás Maduro, instalaran esta mañana de viernes las comisiones binacionales.

22 de junio 2007 , 12:00 a.m.

En sus agendas de trabajo están la realización de proyectos de infraestructura, de seguridad, comerciales, de desarrollo fronterizo y de carácter social.

Por el talante del canciller Maduro, quien se mostró ameno, sonriente y fraternal, se puede deducir que quedaron enterradas las fricciones del pasado y los malestares que han producido en el vecino país algunas declaraciones de integrantes del Gobierno colombiano.

El Canciller venezolano dijo que "el presidente Hugo Chávez ama profundamente a Colombia" y que la historia común que une a las dos naciones las obliga a sentarse en una mesa de concertación y trabajo "a pensar en grande en los grandes proyectos", sobre todo para ejecutarlos.

Los jefes de relaciones internacionales de sus países coincidieron en que es hora de las realizaciones y que hay que apresurar la ejecución de proyectos como el poliducto al Pacífico y el puente 'José Antonio Páez'.

Araújo abogó porque las acciones tengan pronto el efecto real, para beneficio de los dos pueblos hermanos y dijo que en el tema de la paz Venezuela ha ayudado en el acercamiento para los diálogos con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (Eln).

Su homólogo venezolano dijo, por su parte, que el presidente Chávez no agotará esfuerzos para que Colombia encuentre el camino de la paz.

Una vez que los dos cancilleres dieron sus discursos y se estrecharon las manos ante sus delegados, las comisiones se internaron en los salones del hotel Almirante Estelar para iniciar a puerta cerrada los análisis de los temas agendados.

El canciller Maduro reconoció que varios proyectos de desarrollo conjunto están estancados, pero dijo que la hora de avanzar. Esta reunión de las comisiones binacionales se había aplazado en cuatro ocasiones. "No vamos a la velocidad que esperamos, pero vamos bien", dijo.

Maduro pidió que ambos países compartan sus experiencias en la lucha contra la pobreza y la igualdad. Dijo que hay que trabajar en políticas que contribuyan a mejorar los sistemas de salud y a la generación de empleo, entre otros temas.

Se supo que el resultado de dos días de intercambio de ideas entre las dos delegaciones podría ser el preámbulo de una visita del presidente Chávez a Cartagena.

Sin embargo, Maduro no lo confirmó. Pensó un rato antes de responder la pregunta que un periodista le hizo sobre el tema y dijo que él en ese momento no lo podía asegurar, pero que podía ser posible que Chávez venga a la ciudad.

VICENTE ARCIERI G.
Corresponsal de EL TIEMPO
CARTAGENA.