Archivo

Acceso a Internet no se normalizará antes de este sábado en la mañana

Unos tres millones de usuarios de Internet en Colombia seguían este viernes afectados por un daño en la red que conecta con Estados Unidos, informó la Empresa de Teléfonos de Bogotá (ETB).

21 de junio 2007 , 12:00 a.m.

"Son 600 mil suscriptores, unos 3 millones de usuarios, que no tendrán servicio hoy o por lo menos que notarán una considerable baja en la calidad", dijo a la radio Caracol de Bogotá el presidente de la ETB, Rafael Orduz.

Según Orduz, la cifra corresponde a más del 80% del total de los usuarios de ETB, aunque los problemas afectan a todos los operadores del país.

El cronograma para la reparacipon podría verse alterado por circunstancias como el tipo de daño o el estado del tiempo en la zona de la avería, con lo cual la lentitud en la red se podría extender hasta el domingo. Originalmente se previó que la reparación estuviera lista este viernes en la tarde.

Es la cuarta vez en los últimos doce meses que los usuarios colombianos sufren las consecuencias de un daño en las redes internacionales que conectan a Colombia con el mundo y viceversa.

En dos de los eventos anteriores, el problema se presentó en el cable submarino Arcos, que suministra más del 50 por ciento de la conectividad del país; en otro, el problema fue en las redes dentro de Colombia.

La actual avería fue detectada el miércoles en la noche en las costas entre Honduras y Nicaragua, y no habría generado mayores consecuencias si no fuera porque se sumó a otro daño que se había registrado hace tres semanas en Venezuela y que sólo ayer se empezaba a reparar, debido a la demora en la consecución de los permisos respectivos con el gobierno del vecino país.

Un equipo de técnicos de la multinacional Columbus Networks, operadora del cable Arcos, trabaja para arreglar los daños en la red de fibra óptica y normalizar el servicio de conectividad.

Andrés Pérez, secretario General de la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB), explicó ayer que los principales afectados con esta falla han sido los clientes del mercado masivo, pues el tráfico corporativo ha sido enrutado por conexiones alternativas.

Una de estas vías es el cable submarino Maya que ha sido utilizado tanto por la ETB como por Telefónica-Telecom y Orbitel para suplir la ausencia de Arcos. No obstante, el jueves se conoció que el sistema Maya también sufrió el miércoles un corte en las costas de Panamá, y opera de manera parcial.

Otra alternativa es el cable Panamericano, aunque por su baja capacidad es utilizado en una menor medida.

Lo sucedido ha puesto de nuevo en evidencia la fragilidad del país en materia de conectividad con el mundo. Por ejemplo, mientras Colombia cuenta con acceso a tres cables submarinos, países como Venezuela, México y Brasil suman cinco o más.

Este panorama ya ha sido advertido por operadores como Telefónica-Telecom y la ETB, que trabajan en el desarrollo de rutas alternas de comunicación con el exterior.

Con respecto a Telefónica-Telecom, la multinacional española reveló ayer que ya llegó a las costas colombianas el tendido de su cable de fibra óptica SAM-1, con lo cual el país contará con una cuarta opción de conectividad.

Este cable, que elevará 50 por ciento la capacidad actual de todo el país en conexiones a Internet, viene desde Puerto Rico y se prevé que entrará en operación a finales de año.

Por su lado, la ETB firmó en diciembre del año 2006 un acuerdo con el operador venezolano Cantv para interconectar sus redes con el cable submarino Globenet, que pasa por las costas del vecino país.

Con este acuerdo, la ETB considera que contará con suficiente capacidad para atender la creciente demanda de banda ancha de Internet. Hay que recordar que para el 2010 la empresa espera contar con 800.000 clientes de Internet.

A estos dos proyectos, se suma la construcción de una nueva ruta directa de cable submarino entre La Florida y Colombia por parte Columbus Networks, que estará lista en el primer semestre del 2008 y con la que se espera mejorar el desempeño y confiabilidad de la red Arcos.

"Con la llegada, este año, del cable de Telefónica mejorará la conectividad del país y se podrá desarrollar una estrategia sólida de banda ancha", afirmó Julián Medina, presidente de Telefónica-Telecom.

Racha de daños en el acceso a Internet en el último año

La red de fibra óptica Arcos se hace cargo del 63 por ciento del tráfico de Internet y datos de Colombia, y del 51 por ciento en la región.

Septiembre

La red de fibra óptica Arcos se hace cargo del 63 por ciento del tráfico de Internet y datos de Colombia, y del 51 por ciento en la región.

Diciembre

El cable Arcos sufrió una avería en República Dominicana, a nueve kilómetros de Punta Cana. La falla afectó a los clientes de la red en Colombia, Panamá, Venezuela, Costa Rica, República Dominicana y Curazao.

Marzo

Dos cortes en la red de fibra óptica que es propiedad de Internexa, ETB y Orbitel, generaron problemas en el servicio de acceso a Internet del país. La falla se prolongó por cinco horas.

Junio

Arcos sufrió dos nuevos daños frente a las costas de Centroamérica y Venezuela, que dejaron sin servicio de Internet a buena parte de los usuarios de la red en Colombia, Costa Rica, Panamá, Honduras, Nicaragua y Venezuela.

De acuerdo con la información suministrada por Columbus Networks, las averías se presentan entre Puerto Cabezas, Honduras y Blue Field, Nicaragua, y en Punto Fijo, Venezuela. Entre los operadores afectados están Orbitel, ETB, Teledinámica, TV Cable, MCI, Sprint, IFX, Internexa, Impsat, Télmex y Telefónica-Telecom.

Colombia tenía 6,7 millones de usuarios de Internet al cierre del año 2006, de acuerdo con las estadísticas de la Comisión de Regulación de Telecomunicaciones (CRT).

REDACCIÓN DE ECONÓMÍA Y NEGOCIOS