Archivo

Chile esconde uno de los paisajes más extraños de la tierra: el Valle de la Luna

Lagos multicolores, salares y rocas de 25 metros esculpidas por el viento hacen parte del paisaje de San Pedro de Atacama.

20 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Uno de los mitos más famosos de este lugar, en el norte de Chile, es que algún día el desaparecido grupo 'Pink Floyd' haría un megaconcierto en pleno Valle de la Luna. El espectáculo nunca se concretó, por cierto, pero todavía hay quienes alucinan solo imaginando cómo sería ver un espectáculo de este tipo en medio de uno de los paisajes más extraños de la Tierra.

Y es que San Pedro de Atacama podría servir perfectamente para filmar la mejor película de ciencia ficción intergaláctica. Eso gracias a la belleza escénica del desierto de Atacama, el más árido del mundo, cuyos paisajes montañosos, solitarios salares, lagunas multicolores y animales salvajes en medio de kilómetros de arena convierten a este destino en uno de los más increíbles del mundo.

Cómo disfrutarlo

Lo primero que se debe hacer es acostumbrarse al altiplano y a los más de 3.000 metros de altitud de la mayoría de los atractivos de San Pedro. Por eso, el primer día conviene tomárselo con calma y, luego, simplemente recorrer.

Para quienes visitan este lugar por primera vez, existe un itinerario clásico e imperdible, comenzando por el mencionado Valle de la Luna, llamado así por sus notables paisajes lunares, donde es perfecto ver la puesta de sol.

Después está el circuito arqueológico, que comprende lugares como el Pukará de Quitor, la aldea de Tulor (de más 3.000 años de antigüedad) y el Museo de Gustavo Le Paige.

Luego, la visita a Miscanti y Meñique, dos lagunas altiplánicas a 4.000 metros de altura, o la ascensión al volcán Lascar, con uno de los cráteres más activos de la región; y, por supuesto, el viaje hacia los géisers del Tatio, que obliga a levantarse a las cuatro de la mañana, pero que ofrece el espectáculo de sus fumarolas de vapor y la recompensa de un baño termal en Puritama, ocho pozos naturales con agua a treinta grados.

San Pedro ofrece muchas actividades alternativas. Entre ellas, los circuitos astronómicos, con charlas y observación de estrellas, y recorridos a sitios desconocidos, pero exóticos, como la Cordillera de la Sal, una formación de cerros pequeños que se originó a partir del salar de Atacama; o los Monjes de la Pacana, torres de rocas de 25 metros esculpidas por el viento en medio de una gran meseta de piedras volcánicas.

Si usted va...

Desde Santiago se puede volar hacia Calama con Aerolíneas del Sur, Lan y Sky Airline, desde 140 dólares más impuestos. Desde allí son 100 kilómetros hasta San Pedro. Hay transporte por 13 dólares.

Dónde dormir

  • El Hotel Explora es la opción lujosa y exclusiva, y ofrece una completa gama de servicios y excursiones (tres noches desde 1.546 dólares por persona, con alimentación. Informes: (56-2) 206 6060, www.explora.com).
  • El Hotel Altiplánico mezcla arquitectura tradicional atacameña con decoraciones modernas (desde 160 dólares en habitación doble. Informes: (56-55) 851 212 y 851 245; www.altiplanico.cl.).
  • Algo más sencillo es el Lodge Altitud, con una agradable piscina (habitaciones dobles desde 90 dólares. Informes: (56-55) 851 508; www.lodgealtitud.cl.)

Dónde comer

La sofisticación de los hoteles de San Pedro ha ido de la mano con su gastronomía. Sus restaurantes combinan arquitectura tradicional con detalles étnicos, largas cartas, propuestas vegetarianas y menús diarios.

  • El clásico es Adobe, de ambiente cosmopolita y con mesas dispuestas alrededor de una fogata, por lo que se puede disfrutar de una cena bajo las estrellas. (Informes: (56-55) 851 132).
  • Otra opción es el moderno Blanco, con un diseño minimalista, bar al aire libre y excelente sushi . (Informes: (56-55) 851 164; www.blancorestaurant.cl.)
  • Cocina de autor: con los mejores ingredientes locales está en Ckunna, ubicado en el edificio que albergó la primera escuela de San Pedro, que data de 1900. (Informes: (56-55) 851 999, www.ckunna.cl.)

Cuándo ir

Ttodo el año, aunque en verano (de diciembre a febrero) la temperatura llega a 30 grados en el día y a 16 en la noche, con lluvias y tormentas eléctricas.

En invierno (de junio a agosto) la temperatura fluctúa entre 22 y 4 grados; y en primavera (septiembre a noviembre) puede haber vientos superiores a 100 kilómetros por hora.

EL MERCURIO (CHILE) / GDA