Archivo

Salman Rushdie, autor de 'Los Versos Satánicos', volvió a ser amenazado por sus ideas sobre el islam

El autor, que celebró ayer sus 60 años, está de nuevo en el ojo del huracán a raíz de la concesión del título de Caballero del Imperio Británico por la Reina Isabel II de Inglaterra.

20 de junio 2007 , 12:00 a.m.

La polémica sobre la supuesta blasfemia del libro más conocido del escritor anglo-indio sigue dividiendo a los musulmanes y se ha visto avivada por ese título honorífico, que muchas personas de esa fe consideran una afrenta más a su religión.

Dieciocho años después de que el ayatolá Jomeini hizo una proclama contra el escritor instando a los musulmanes a matarle como castigo por su libro, considerado como blasfemo, un ministro del gobierno paquistaní ha declarado que la concesión del título justifica la muerte del escritor mediante atentado suicida.

"Occidente acusa a los musulmanes de extremismo y terrorismo. Si alguien hiciese explotar una bomba contra su cuerpo, estaría en su derecho a menos que el gobierno británico se disculpe y le retire el título de 'Sir'", declaró el ministro paquistaní de Asuntos Religiosos, Mohammed Ijaz ul-Haq, en el Parlamento.

Efectos políticos

Según el director de la publicación 'Middle East Economic Survey', Gerald Butt, la concesión de ese título honorífico se interpretará como una "acción calculada para provocar a los musulmanes en momentos de gran tensión y cuando la posición de Gran Bretaña es muy baja en toda la región por la guerra de Irak y su inacción en el tema palestino".

En Pakistán quemaron efigies tanto de Rushdie como de la soberana británica y ardieron banderas de Inglaterra, mientras cientos de personas gritaban: "Muera Gran Bretaña, muera Rushdie" y varios dirigentes islámicos llamaban a protestar el próximo viernes.

Mientras tanto, según el diario 'The Times', la Organización para la Conmemoración de los Mártires del Mundo Musulmán, un grupo extremista, ha ofrecido una recompensa de 150.000 dólares a cualquier persona que consiga acabar con la vida del novelista.

El primer miembro musulmán de la Cámara británica de los Lores, lord Ahmed, ha expresado a la BBC su horror por la concesión del título a Rushdie cuando "hace sólo dos semanas, el primer ministro (Tony Blair) hablaba de construir buenas relaciones entre el mundo musulmán y Gran Bretaña. 

Según él, Rushdie "no solo ha generado violencia en todo el mundo por sus escritos, sino que han muerto, además, muchas personas. Perdonar y olvidar es una cosa, pero honrar a un hombre que tiene, en cierto modo, sangre en las manos por lo que hizo es ir demasiado lejos".

El gobierno de Irán retiró en 1998 su apoyo a la proclama del ayatolá Jomeini contra el escritor, que vivió muchos años escondido.