Archivo

Seguimiento a desmovilizados de Buenaventura para evitar que vuelvan a delinquir

Los reinsertados de las autodefensas y de las Farc que están en Buenaventura quieren que se les permita salir de la ciudad, incluso, que les autoricen dejar el país.

18 de junio 2007 , 12:00 a.m.

 El alcalde de Buenaventura, Saulo Quiñones, dijo que la propuesta fue presentada al Gobierno Nacional por los voceros de los desmovilizados, quienes están preocupados por las condiciones en que se encuentran. Ocho de ellos fueron asesinados en los últimos tres meses mientras.

El Alcalde confirmó además, que otros 25 han sido judicializados al ser sorprendidos en actividades delincuenciales.

"El alto consejero presidencial para la Reintegración, Frank Joseph Pearl, recogió la propuesta y se comprometió a entregarles una respuesta en el menor tiempo posible, una vez el tema sea discutido en el alto Gobierno", señaló  Quiñones.

Esta semana comenzará a funcionar un Centro de Servicios para los Desmovilizados en el Puerto que será atendido por ocho profesionales que harán las veces de tutores. Pearl dijo que su misión será la de establecer unas rutas de integración individual con los desmovilizados.

La idea es que cada desmovilizado asuma el compromiso de permanecer en el programa de reinserción, aspecto que será objeto de un seguimiento especial. "Mientras ellos cumplan esa parte, serán parte del proceso", dijo Pearl.

La oficina tendrá como prioridad la atención de los 88 desmovilizados y sus familias. Se les hará un seguimiento para que cumplan su compromiso de no volver a delinquir.

Quiñones dijo que se garantizarán los anillos de seguridad en los sectores donde hay mayor concentración de desmovilizados porque se ha evidenciado que algunos de ellos han sido confrontados, militarmente, por realizar actividades que están por fuera del programa.

El primer anillo de seguridad está en el sector conocido como Piedras Cantan, ahí se concentran 40 de los desmovilizados con sus familias. "Por el lado del estero el dispositivo de control depende de la Armada y por tierra la seguridad será brindada por la Policía", dijo Quiñones ayer durante un consejo extraordinario de seguridad.

De igual manera, el mandatario dijo que hay presencia de la fuerza pública en los barrios San Luís, Juan XXIII y R-9, donde se encuentran repartidos los otros 48 desmovilizados. "Como en estos barrios hay un menor número de reinsertados, un grupo de oficiales tiene a su cargo la verificación de las condiciones de seguridad", explicó.

Quiñones García recordó que Buenaventura desmovilizó a 116 combatientes, de los cuales uno era una mujer.