Archivo

Termina una legislatura golpeada por la parapolítica, uno de los mayores escándalos del país

El próximo miércoles, cuando acaben oficialmente las sesiones ordinarias del Congreso, la mayoría de senadores y representantes experimentarán dos sensaciones.

17 de junio 2007 , 12:00 a.m.

De una lado, satisfacción, porque lograron aprobar casi toda la agenda; y de otro, distensión, porque descansarán de una de las legislaturas más estresantes de los últimos años.

El estrés, claro está, fue producto de llamado escándalo de la 'parapolítica', que desnudó las relaciones entre la clase política y los grupos de paramilitares, y cambió el mapa político.

No en vano, los mismos congresistas no dudan en calificar este período de "turbulento", "aciago" u "oscuro". Como diría Gustavo Petro, varios legisladores volvieron a sentir el "síndrome del terror".

Ver en prisión a barones electorales como Álvaro García, Álvaro Araújo, Juan Manuel López, a los gobernadores de Magdalena y Cesar y a todos los firmantes del pacto Secreto de Ralito, puso a temblar a más de un parlamentario que se asustó con la posibilidad de terminar también tras las rejas o con el Congreso revocado. "El ambiente fue de zozobra", admite Jorge Enrique Robledo.

Y aunque el uribista Armando Benedetti acepta que esto se reflejó en las pobres asistencias, las votaciones estrechas y la apatía para debatir algunos temas, todos coinciden en que el Gobierno supo sacar provecho de esta situación.

De hecho, Uribe logró una ambiciosa agenda que incluye el Plan de Desarrollo, la polémica reforma al régimen de transferencias y el Tratado de Libre Comercio en una coyuntura nada fácil.

Uribismo compacto

La alineada, dice el analista Daniel Hincapié, fue en parte porque el Gobierno fue generoso al incluir varias propuestas de los congresistas en el Plan de Desarrollo y reabrió el tema de invertir en las vías terciarias, obras vitales para los congresistas en las regiones.

Pocos olvidan que a Convergencia Ciudadana le entregaron el Invima en plena aprobación de las transferencias.

Otros recuerdan que la propuesta del Presidente de discutir sobre la posible excarcelación de los 'parapolíticos' o de ofrecerles unas penas más benévolas, ayudó a mejorar el ambiente.

La oposición también supó aprovechar el momento. Tanto el Polo Democrático, con los sonados debates de la 'parapolítica' en Antioquia que tanto disgustaron al Presidente, como el Partido Liberal con la moción de censura al ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, tuvieron su cuarto de hora ante unas mayorías uribistas silenciosas y obedientes.

Se viene un mes de descanso, hasta el próximo 20 de julio cuando se reanude el trabajo, y aunque pueden ser 30 días de relax para los legisladores, la verdad es que la 'parapolítica' sigue ahí, sin concluir. Es predecible, entonces, que los sustos, la zozobra y las tensiones regresen.

Mantener unión, reto de bancada de las mujeres

Un hecho llamativo de esta legislatura corrió por cuenta de las 26 mujeres congresistas que se unieron para crear la bancada femenina, en la que no importa la filiación política. Su primer logro fue la aprobación en segundo debate de un proyecto que busca prevenir la violencia de género y tipificar el acoso sexual como delito. También organizaron un foro femenino con presencia de importantes mujeres del mundo.

Sin embargo, les falta todavía trabajo en equipo y por eso individualmente se siguen destacando más. No se puede desconocer la gestión que la presidenta del Senado, Dilian Francisca Toro, ha realizado en favor del acuerdo humanitario; o la sensatez de Gina Parody, que le metió el hombro a la Ley de Infancia; y mucho menos desconocer a María Isabel Urrutia en la Cámara o a Cecilia López en el Senado.

El politólogo Fernando Giraldo aclara que en principio esta bancada no existe legalmente, sino que se trata de un agrupamiento que hicieron para tratar temas que son sensibles para las mujeres.

Sin embargo, considera que al final las discrepancias políticas las llevarán a tomar rumbos de forma individual.

La oposición ahora es más visible

Indudablemente, la oposición se hizo sentir en el Congreso, no solo por los gritos de Venus Albeiro Silva o Wilson Borja en la Cámara, sino por lo que aportó.

Para nadie es un secreto que los grandes debates, por lo menos los de control político, que generaron expectativa, estuvieron por cuenta de la oposición.

Incluso, en más de una ocasión generaron expectativa sobre qué posición asumirían, como el caso del liberalismo con el TLC.

Para el columnista Rafael Nieto, la mayor visibilidad obtenida por la oposición últimamente, a pesar de que hay una mayoría arrolladora por parte del uribismo, se debe en buena medida a que los partidos se han fortalecido y además porque la ley de bancadas ya se ajustó.

Para él, el hecho de que haya unos voceros y se actué en bancada, los ha favorecido.

Pero también agrega otro punto: "La oposición se nota más porque solo son dos partidos y eso hace que no haya dispersión", dice Nieto.

En buena parte de esto coincide el politólogo Pedro Medellín, quien además agrega que el asunto es que se está aprendiendo a hacer a oposición. "Al liberalismo le tocó aprender, tras mucho tiempo de cogobierno, ahora tiene que oponerse por el camino árido de las minorías, por no tener a mano burocracia y maquinaria", dijo.

Medellín también destacó que en la visibilidad de la oposición ha influido el hecho de que tanto el Polo como el Partido Liberal tienen unos jefes que imponen respeto y tienen organizadas las colectividades.

11 leyes  clave que fueron aprobadas

  • Transferencias: Establece el porcentaje de recursos que el Estado les gira a las regiones para educación y salud. Su debate desató gigantescas protestas y paro de maestros.
  • Ley de infancia: Protege de manera efectiva los derechos de los niños. Los autores de delitos contra ellos no tendrán beneficios penales.
  • Convivencia y Seguridad: Permitirá extender la justicia especializada y de esta forma, como dijo el Fiscal, impedir que queden libres los presos por la 'parapolítica'.
  • Ley gay: Reconoce acceso a la seguridad social y derechos patrimoniales para las parejas de un mismo sexo. No permite ni los matrimonios ni las adopciones de niños.
  • Pequeñas causas: Crea jueces para conductas delictivas que afecten bienes avaluados en menos de 10 salarios mínimos. Propone cárcel para los raponeros.
  • Ley de tierras: Busca evitar que las tierras que sean adquiridas ilegalmente puedan ser legalizadas. La oposición la demandará por supuestos vicios de forma.
  • Reforma de la Ley 80: Pone en cintura la contratación estatal. Obliga a las entidades a hacer procesos licitatorios más transparentes.
  • Código Penal Militar: Los delitos de lesa humanidad no serán de su competencia, e implementa el sistema acusatorio en esa jurisdicción.
  • Hábeas data: Permitirá a los deudores morosos que estén al día o que se pongan al día en los próximos 6 meses, salir de las centrales de riesgo y acceder a nuevos créditos.
  • Madres comunitarias: Les da a estas mujeres el acceso al sistema de seguridad social y el derecho a disfrutar de una pensión de vejez.
  • Concejo congelado: Es una reforma que deja en 45 el número de concejales en Bogotá. Se podrá aspirar a esa corporación a los 18 años.

Los más destacados

Gustavo Petro fue el congresista más destacado de la legislatura. Convirtió los vínculos de políticos y paramilitares en el principal tema de debate público el último año, hecho que ayudó a que la justicia llevara a 13 congresistas y 5 ex legisladores a la cárcel.

Cecilia López y Juan Fernando Cristo (liberales), cumplieron papeles destacados en la oposición al TLC y el control político.

Gina Parody y Armando Benedetti trascendieron en el uribismo. Parody bloqueó la propuesta de Uribe de excarcelar a los parapolíticos y Benedeti hundió la penalización de la dosis personal.

Los que hicieron la tarea

Varios congresistas se destacaron por su trabajo legislativo. La presidenta del Senado, Dilian Francisca Toro, quien tuvo un comienzo muy sui generis por sus comentarios folclóricos, cumplió con su tarea: sacó la agenda, organizó la bancada de mujeres e impulsó el tema del intercambio humanitario.

También hizo la tarea la senadora Alexandra Moreno Piraquive, quien cumplió un destacado papel en la discusión del Tratado de Libre Comercio, en la Comisión Segunda. Entre los aplicados están, además, los liberales Héctor Helí Rojas y Guillermo Rivera.

Los que la embarraron

Pedro Nelson Pardo, representante del Guainía, alcanzó a inscribir en la Secretaría de la Cámara una proposición para ampliar el espectro de la sedición, algo con lo cual muchos de los hoy detenidos por 'parapolítica' podrían recuperar la libertad. Fue una verdadera embarrada. El Gobierno frenó la proposición.

Alfredo Cuello Baute, presidente de la Cámara, la embarró cuando rompió la neutralidad que debe guardar un presidente y públicamente anunció que se iba a oponer a la aprobación en la plenaria de la ley que les otorga derechos patrimoniales a las parejas gay.

Cinco momentos que marcaron esta legislatura

  1. En la moción de censura a Juan Manuel Santos, los liberales trataron de removerlo por el caso de las interceptaciones ilegales, pero 168 congresistas apoyaron al Ministro.
  2. El debate del paramilitarismo en Antioquia, el 17 de abril, fue el más polémico. Lo promovió Petro y propició fuertes respuestas del presidente Álvaro Uribe.
  3. En el primer debate sobre la 'parapolítica' en Sucre, el senador Álvaro García no se avergonzó cuando dijo que llevaba 10 años sin hablar en el Congreso.
  4. A un costo de más de 4 mil millones de pesos, el Senado construyó el túnel que conecta al Capitolio con el edificio nuevo del Congreso.
  5. El 15 de febrero fueron capturados Luis Vives (foto), Álvaro Araújo, Mauricio Pimiento, Dieb Maloof y Alfonso Campo, en el escándalo de la 'parapolítica'.

JOSÉ ANTONIO SÁNCHEZ
JORGE ENRIQUE MELÉNDEZ
REDACTORES DE EL TIEMPO