Archivo

Empresas de café, chocolate, huevos y pastas se esfuerzan por derribar creencias populares

En un trabajo sistemático por 'lavar su imagen', todos insisten en que sus productos no causan daños a la salud y miden la efectividad de sus campañas en la evolución del consumo.

17 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Víctimas de mala prensa durante años, los productores de varios alimentos salen ocasionalmente en su defensa: ¿que las carnes rojas son tóxicas? "No coma cuento", es la respuesta de los ganaderos. ¿Que la pasta engorda? Es básica para la alimentación, es la respuesta. Así ha ocurrido con los huevos, el café, el chocolate, el cerdo, y ahora con las harinas, uno de los más 'vilipendiados' cuando se habla de dieta saludable.

De hecho, cálculos del sector muestran que entre 1996 y 2006 el consumo anual per cápita de trigo y pan ha bajado de 28 a 22 kilos.

Jairo Vélez de la Espriella, gerente de Molino 3 Castillos de Cartagena llama la atención en que mientras en Estados Unidos, Francia o China las harinas son base de la alimentación, en Colombia se habla de las calorías que genera una galleta sin contar con su composición nutricional.

Por ejemplo, la empresa reclama que con poca frecuencia los médicos destacan que el pan contiene ácido fólico, fundamental para prevenir defectos de nacimiento en el cerebro y la médula espinal.

Y para quienes tienen problemas de sobrepeso el producto integral es una alternativa efectiva, advierten.

La pasta, ¿harina o cereal?

Al lado de las harinas, las pastas no se libran de los cuestionamientos de parte de quienes señalan que ese es un plato que deja satisfecho al consumidor, pero que lo único que le aporta es exceso de peso.

En la defensa, no hay criterios unificados entre los dos mayores competidores del mercado. Mientras Pastas Doria defiende su producto, sosteniendo que la pasta es un cereal y no una harina, Harinera del Valle que promueve su marca La Muñeca dice que sí es una harina y que no hay motivo para negarlo porque es procesada a partir del trigo, una fuente importante de proteínas y que, al igual que las galletas y el pan, tiene alto valor nutricional.

En todo caso, a las dos marcas les espera una dura competencia por una porción del mercado porque el consumo de pasta en Colombia es de los más bajos en Latinoamérica. En Colombia es de 2,8 kilos por persona al año, mientras que en Argentina es de 6,8 kilos, en Perú de 9,9, y en Venezuela, de 12,7.

El que tiene huevo, ...

En el caso del huevo, los productores tienen ya su día nacional para insistir en que no incrementa los niveles de colesterol.

"El que tiene huevo, lo tiene todo", es el lema del sector. En defensa del producto, el presidente de Fenavi, Jorge Enrique Bedoya, menciona estudios de Harvard.

Aunque algunos creen que el precio de la 'proteína más barata' favorece, al ritmo de las campañas el consumo ha crecido: a comienzos de los noventa se consumían 107 huevos al año por habitante, mientras que hoy la cifra ha crecido a 205.

En la línea de los productos de origen animal, las carnes de res y de pollo son blanco de críticas que han pasado de generación en generación.

En el caso de la de res, la invitación de parte de los ganaderos es a 'no comer cuento'. En el sector hace carrera el argumento de que si este producto fuera el causante de la gota y que sube los niveles del ácido úrico 'los argentinos estarían cojos'.

Para el gremio, la realidad es que existen personas con predisposición a la enfermedad, pero no que el producto en sí sea perjudicial. El consumo de carne está en crecimiento: hoy se estima en 19 kilos al año.

El sacrificio de ganado vacuno ha incrementado con altibajos: en el 2004 ascendió a 933,6 millones de kilos, en el 2005 fue de 921,3 millones, y el año pasado fue de 954,6 millones de kilos.

La eterna crítica al cerdo

Entre tanto, en la carne de cerdo se nota un mayor ritmo en el sacrifico. De 104,1 millones de kilos en el 2004 se ha pasado a 124,7 millones al cierre del año pasado. Los críticos de la carne porcina le ponen el 'pero' a los males que genera para el organismo el exceso de grasa de este animal, pero el gremio dice que gracias a sus procesos productivos las cosas han cambiado.

El consumo per cápita en Colombia es de 6 kilogramos al año, mientras que para Suramérica es de 9 y en el mundo, de 16 kilogramos.

Alimentos blanco de ataques, y sus defensas

Las creencias sobre riesgos para la salud que por tiempo 'arrastran' varios alimentos se convierten en un obstáculo para sus productores que tienen que hacer inversiones en estudios científicos, visitas a médicos y campañas masivas dirigidas a los consumidores para insistir en que la clave está en un buen balance nutricional.

Alimentos

Ataques

Defensas

Carnes Es mejor erradicar del menú las carnes rojas para evitar que se desencadene la enfermedad de la gota.  "Coma carne, no coma cuento", dicen los ganaderos. El producto no es culpable de la predisposición del consumidor a la enfermedad.
Huevos Por décadas, popularmente la imagen del huevo ha sido blanco de la creencia de que aumenta los niveles de colesterol. "Si tiene huevo, lo tiene todo". Los beneficios del producto están comprobados y hasta la FAO lo considera la proteína del milenio.
Chocolate Dicen que este producto desencadena migraña, afecta el colesterol y afecta la salud cardiovascular, entre otros. "El chocolate es un placer saludable", "Salud por el chocolate", dicen campañas promovidas por el sector.
Café La primera sugerencia para cualquier trastorno físico o emocional es dejarlo. Unos de los 'cargos' es que es estimulante. Estudios científicos divulgados internacionalmente le encuentran muchas propiedades nutricionales y descartan efectos negativos.
Harinas Dicen que las harinas no hacen falta en la dieta y su consumo genera exceso de peso y calorías, a juicio de los consumidores. El país debe aumentar el consumo de harinas porque el trigo y sus derivados son alimentos con mucho potencial nutricional.
Pasta Este producto deja satisfecho al comensal, pero no lo alimenta y, adicionalmente contribuye al sobrepeso, dicen los críticos. Los productores la defienden a su manera. Para Doria es cereal clave en la dieta y para La Muñeca, una harina importante en la nutrición.
Cerdo Esta carne es señalada como un alimento rico en grasas saturadas perjudiciales para el corazón y rico en colesterol. La producción porcina evoluciona para satisfacer las cambiantes demandas del consumidor que pide carne más saludable y magra.

¿Y de tomar qué?

Él café y el chocolate han tenido que hacer toda suerte de campañas para demostrar que no son las bebidas 'malas' del menú. En el caso del café la fama que ha tenido como estimulante ha hecho carrera. Es larga la lista de estudios de salud que apuntan a demostrar que su consumo moderado no es nocivo para la salud. Las cifras sobre consumo por habitante están por actualizarse, pero el gremio cree que el impulso de las tiendas de café y las recetas especializadas han motivado un mayor consumo.

En el caso del chocolate, Nacional de Chocolates se ha esforzado por divulgar entre los médicos y los consumidores las bondades de la bebida en medio de tantos competidores que quieren el primer lugar en el desayuno.

Las cifras indican que mientras en el 2005 se consumieron 644 gramos por persona en un año, en el 2004 la cifra fue de 616 gramos. En las principales ciudades, los hogares compran en promedio dos kilos del producto cada tres meses.

CONSTANZA GÓMEZ G.
REDACCIÓN ECONÓMICA